La IDM pavimentó con riego asfáltico y carpeta unos seis kilómetros, “que es por donde entran y salen los ómnibus” del barrio La Capuera. El director de Obras, Jesús Bentancur, dijo que los vecinos de la zona habían reclamado la medida “por el polvo que se levantaba y no podían ni abrir sus casas”. A estos trabajos, que comprendieron seis kilometros de calle, se sumó el arreglo de los pluviales.