Hoy de mañana, cuando el canchero llegó a las instalaciones del estadio del Club Atlético Atenas, se dio cuenta de que la escalera que utiliza todos los días para hacer sus tareas no estaba. Cuando la encontró se llevó la sorpresa de que había sido usada para robarse los focos de luz de la cancha de baby fútbol.
William Alonso, coordinador del baby fútbol del club contó que no es la primera vez que la cancha sufre la acción de los delincuentes, ‘’hace 15 días atrás habían roto un vidrio del vestuario del baby, no había nada adentro, pero lo rompieron para ver.’’ En este último robo se llevaron 4 focos de luz con un valor de 2500 pesos cada uno, además los delincuentes bajaron la llave general de electricidad y se llevaron cables.
Como medida ante los hechos de inseguridad el club está instalando cámaras de videovigilancia en las diferentes canchas, que en breve estarán operativas. En la entrada principal del complejo deportivo se encuentran instaladas las cámaras de seguridad municipales.

Contenido publicitario