labarrapolicePor segunda vez en menos de treinta días, desconocidos ingresaron a un supermercado de La Barra y se llevaron una caja fuerte que contenía una indeterminada suma de dinero y pesaba alrededor de 250 kilos. La Policía analizaba ayer los registros de las cámaras de seguridad del negocio en busca de pistas para atrapar a los delincuentes.

EL negocio está ubicado sobre la Ruta 10. La caja contenía unos 100 mil pesos y unos mil dólares. Los delincuentes ingresaron al local abriendo una brecha en el techo liviano y luego salieron con la caja por una puerta, según indicaron fuentes del caso a la emisora FM Gente, que difundió la noticia.
Los investigadores estiman que los autores del robo podrían ser los mismos que hace unas semanas, a principios de junio, ingresaron a una inmobiliaria del balneario y también se llevaron una pesada caja fuerte. En aquella ocasión, los ladrones ignoraban que dentro del pesado armatoste solo había una buena cantidad de documentos, pero solo una pequeña suma de dinero.

En carretilla

Un ladrón de bagatelas deberá permanecer arrestado en su domicilio por el lapso de tres meses después de haber sido atrapado in fraganti cuando transportaba su botín en una humilde carretilla por el barrio Sarubbi.

Todo comenzó en la mañana del pasado jueves 26, poco después de la hora 8, cuando efectivos de la Dirección de Investigaciones fueron informados de que había un “hurto en proceso”. Los agentes concurrieron de forma inmediata al lugar y se entrevistaron con la denunciante, quien manifestó que un sujeto había hurtado efectos de una finca que se encontraba al fondo de su predio y que se los había llevado en una carretilla.
El personal actuante recorrió la zona y localizó al individuo en cuestión, por lo que lo identificó y lo trasladó a la unidad actuante ingresando en calidad de detenido.
Asimismo ubicó en las inmediaciones varios efectos presumiblemente hurtados que fueron documentados por personal de Policía Científica. En esa ocasión se halló un bolso con varios artículos de cocina, platos varios, un mantel, un sartén, un rallador, una caldera, cubiertos varios, un bolso rojo, ocho tazas, cuatro vasos, dos camperas, un radio grabador, un taburete, un cinto, un par de botas, dos gorros, dinero en efectivo, un anillo y un celular.
Más tarde la denunciante se presentó a radicar la denuncia de hurto correspondiente y reconoció varios de los efectos recuperados como propios.
Continuando con las averiguaciones, la Policía pudo determinar que se habían registrado otras dos denuncias de hurto, cuyos denunciantes reconocieron los restantes efectos como de su propiedad.
El detenido pasó a manos de a justicia y la titular de la Sede Penal de Décimo Turno dictaminó el procesamiento sin prisión, bajo caución juratoria, de José Eduardo Machado Zipitría, de 27 años, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de tres delitos de Hurto en Reiteración Real, uno de ellos agravado en calidad de autor. Como medida sustitutiva el individuo deberá guardar arresto domiciliario total por el lapso de 90 días.

Hurto de moto

En tanto, un adolescente deberá permanecer en su casa y someterse a un tratamiento después de que se lo hallara culpable de sustraer una moto. Este caso fue denunciado el pasado 23 de junio en la Seccional Décima de Punta del Este por una señora. La mujer aseguró que le habían sustraído una moto Yumbo Max, color negro, la que se encontraba estacionada en un comercio del balneario.

La Policía no tardó en aclarar el hecho y detuvo a un menor de 13 años de edad, mientras la denunciante reconoció el vehículo como de su propiedad.
Efectuadas las indagaciones de rigor en presencia de un mayor responsable, el menor declaró ser responsable del hurto en cuestión.
Las actuaciones policiales se elevaron entonces a la Sede Penal de Décimo Turno, cuya titular dispuso el inicio de un proceso como Adolescente Infractor al menor involucrado por la presunta comisión de una infracción grave en calidad de autor así calificada por el C.N y A., como Un Delito de Hurto en el CP.
Como medida cautelar, el adolescente deberá guardar arresto domiciliario total, con el correspondiente abordaje multidisciplinario, por el plazo de sesenta días. Solo podrá salir de su domicilio con las debidas constancias y sin perjuicio de lo que eventualmente se disponga en sede homóloga en materia de Familia.

 

Contenido publicitario