pasillocarcelLos dos individuos que este lunes robaron la moto de un funcionario de Correo de Punta del Este en la calle Treinta y Tres casi Sarandí ya descansan en la cárcel de Las Rosas. Tras consumar el hurto del vehículo, los sujetos perpetraron una rapiña y se fueron de compras a un supermercado antes de caer en manos de la Policía en una calle del barrio Jaurena.

El robo del vehículo, una Baccio Px 110cc, fue denunciado a las 15:30 en la seccional primera. Momentos después, un efectivo policial que se encontraba patrullando en las inmediaciones del Barrio Mónaco comunicó a la Mesa Central de Operaciones que en la avenida Chiossi y Luxemburgo se había cometido una rapiña. Los autores del hecho habían sido dos sujetos que circulaban en una moto, aunque instantes después se los vio regresar caminando.
El agente recorrió la zona y ubicó, detrás de unos arbustos, un monedero con tarjetas varias, documentos, un perfume, una cartuchera con accesorios de maquillaje, $ 150, una cartera y la moto en cuestión, por lo que llevó todo a la comisaría.
Casi al mismo tiempo, se presentó la víctima de la rapiña para radicar la denuncia correspondiente. Los sujetos se habían llevado en la cartera un celular LG Optimus, y $ 3.500. Poco después la Policía alertó a los móviles que dos sujetos en actitud sospechosa circulaban por calle Martinica y, como tenían las mismas características de los rapiñeros, fueron detenidos y trasladados a la seccional. Allí se supo que ambos eran poseedores de antecedentes penales. En el momento de la detención se le incautó a uno de ellos sujetos un celular LG táctil. No tuvo más remedio que confesar que lo había hurtado al igual que el dinero con el cual adquirió comestibles en un supermercado de la zona. Más tarde, con la autorización del propietario de la finca donde se encontraban los comestibles, se requisaron varias bolsas con varios efectos, tres canguros y una cédula de identidad de uno de los detenidos, por lo que el propietario de la vivienda también fue detenido. La moto fue reconocida por el propietario y todos contentos.
El magistrado en lo penal de Segundo Turno dispuso el procesamiento con prisión de Nicolás Fernández Cabrera, de 22 años de edad, por la comisión de un delito de Hurto Especialmente Agravado y un delito de Rapiña Especialmente Agravada en Reiteración Real, y de Genaro Andrés Viscontti de Luca, de 25 años, por la comisión de Un Delito de Rapiña Especialmente Agravada en calidad de coautor.

Sin consolas

Mientras tanto, en San Carlos, la magistrada de Segundo Turno dispuso el inicio de un Procedimiento como Adolescente Infractor al autor de una infracción grave a la Ley Penal prevista como Delito de Hurto y el procesamiento sin prisión de José Luis Gordillo Gordillo, de 34 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por un Delito de Receptación. En este caso, dispuso la realización de una pericia psiquiátrica para conocer la actual condición mental del encausado.
Todo comenzó el pasado sábado, cuando la Brigada de Hurtos de la Seccional Segunda recibió la denuncia del robo de consolas y juegos de la Exposición Juegarte y obtuvo información de que Gordillo las tenía en su poder.
La sede penal autorizó la realización de un allanamiento en el domicilio del mencionado, pero no se obtuvieron resultados positivos. En cambio, en la moto del sospechoso se hallaron 24 tubos de desodorantes.
Realizadas las indagaciones pertinentes, se obtuvo información del autor del hecho, por lo que se procedió a la detención de un adolescente de 15 años de edad.
Asimismo se registró una denuncia de hurto del representante de un supermercado, de donde habían sido sustraídos los desodorantes. Como medida cautelar, el adolescente deberá permanecer internado en dependencias de INAU Montevideo por 90 días.

Más menores

La Policía carolina también recuperó un par de motos robadas y sometió a la justicia a los delincuentes. Uno de los robos fue denunciado este lunes al servicio de emergencia 911. Un hombre avisó que había detenido a un sujeto de 17 años de edad vinculado al robo de una moto que había ocurrido días antes en la calle Loustane. Inmediatamente se constituyeron efectivos en el lugar y trasladaron al muchacho a la comisaría junto a un mayor responsable.

La moto hurtada era marca Yumbo, modelo Gs200, de color gris, que se encontraba estacionada en la Rambla Gral Artigas, entre Reyles y Rincón. Momentos después del robo un móvil policial que realizaba patrullaje preventivo, avistó a un sujeto que circulaba en una moto Px 110cc. El motonetista cayó al pavimento, abandonó el vehículo y se subió a otro birrodado para darse a la fuga.

Más tarde, compareció una mujer a radicar una denuncia de hurto de vehículo, que resultó ser la misma Baccio modelo Px 110cc.
A todo esto, este martes, en horas de la mañana se tuvo conocimiento de que la moto robada el sábado estaba abandonada en la esquina de Ramírez y Loustane, por lo que fue trasladada a la seccional. Prosiguiendo con las actuaciones policiales y luego de identificar al otro joven participante de los hechos, se realizó una inspección en una finca, donde se halló una rueda moto y dos plásticos de color gris con la insignia Gs200III.
Puestos los intervenidos a disposición de la justicia, la magistrada actuante dispuso el inicio de un Procedimento como Adolescente Infractor del menor de 17 años de edad, como autor de una infracción grave a la ley Penal prevista como Delito de Hurto Agravado por haberse cometido sobre cosas expuestas al público. Como medida cautelar el joven deberá concurrir al Centro La Estación INAU Maldonado por 90 días.
Asimismo, dispuso el inicio de un Procedimiento como Adolescente Infractor a un joven de 16 años de edad, como autor de infracción grave a la Ley Penal prevista como Delito de Receptación, con idéntica medida cautelar.

Contenido publicitario