Robó, huyó, mordió y marchó a la cárcel

Un hombre identificado como Gonzalo Nicolás Álvarez Lecuna, de 26 años y poseedor de varios antecedentes penales fue condenado en las últimas horas a 24 meses de prisión como autor penalmente responsable de un delito de receptación, un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa, un delito de lesiones personales intencionales agravadas y un delito de atentado, todos en régimen de reiteración real entre sí y el último en concurso formal con un delito de resistencia al arresto.
Todo comenzó en la madrugada del 21 de enero, cuando personal policial que realizaba recorridas de rutina divisó, en avenida Aiguá y Paravís, a un individuo que se desplazaba en bicicleta llevando varios efectos envueltos. Al notar la presencia policial se dio a la fuga por la calle Isla Gorriti tomando calle San Fernando y al llegar frente a la escuela existente en el lugar, abandonó la bicicleta y los efectos y siguió la huida a pie. Al llegar a la calle Uruguay fue alcanzado por los efectivos policiales quienes procedieron a arrestarlo. En ese momento, el hombre mordió el antebrazo de uno de los agentes y le provocó una herida cortante. Pero por más mordida que efectuara los agentes no lo iban a dejar escapar.
Una vez detenido identificado se le incautaron dos estuches de tela, 2 pares de lentes, una linterna, una radio para auto, un cable y cargador de celular y un auricular. Momentos después se recibe una denuncia de un hurto en el interior de un vehículo que estaba estacionado en las calles Yerbal y Treinta y Tres. Una vez finalizada la audiencia judicial en el Juzgado letrado de Maldonado de 11º Turno se dispuso su condena.