El diputado Rodrigo Blás, cerró su campaña este sábado con una caravana que fue calificada de “histórica” por referentes locales del Partido Nacional. La caravana, que se extendía por varios kilómetros y estaba formada por más de quinientos vehículos, entre los que había autos, camionetas, camiones y ómnibus, recorrió los principales barrios y localidades del departamento. Rodrigo Blás, acompañado por su hijo, iba entre los primeros, en la caja de una camioneta blanca.
“La caravana de ayer fue impresionante, fue histórica. Me hizo acordar a aquellas campañas de la salida de la democracia, la del 84 que yo vine con mi padre. La tengo muy clara en la mente y en los sentimientos, porque lo importante, además de la cantidad de gente, era cómo se acercaba con mucha alegría y esperanza. Uno veía ayer, niños, jóvenes, ancianos y hacía frío, pero ellos querían tocar al candidato, demostrando mucha alegría y mucha esperanza”, dijo Magdalena Zumarán.
Por su parte, Blás se mostró muy conmovido por lo vivido en el trayecto de la caravana y agradeció a todos quienes acompañaron, los dirigentes de las listas que lo apoyan y en especial a su familia, de la cual dijo “ha sido un pilar fundamental en este camino a la victoria”.

Organizados
Para los organizadores del evento, supuso un gran esfuerzo de logística y organización cuyo resultado fue catalogado de “exitoso”. Fue transmitido en vivo por la emisora local FM Gente, e incluyó la emisión de testimonios de una gran cantidad de dirigentes del sector, muchos de los cuales la catalogaron de “histórica” y la compararon con la mayor caravana que se recuerde en Maldonado, la organizada por el fallecido Domingo Burgueño en el año 94.
La caravana culminó de una manera muy distinta a las habituales. Para evitar las aglomeraciones al final, Blás se bajó del vehículo que lo transportaba y se colocó a un costado de la calle para despedir a cada uno de los vehículos que participaron de la caravana, lo que le llevó más de dos horas.

Contenido publicitario