La Policía de Maldonado sacó de circulación en las últimas horas a un delincuente, considerado como de los más pesados en el negocio de estupefacientes tanto en la capital departamental como en otras localidades de la región.
La operación, llevada adelante por efectivos de la Brigada Antidrogas de Maldonado, permitió reunir los elementos de convicción suficientes para que la fiscalía le pudiera imputar un delito de receptación en reiteración real con un delito de negociación de estupefacientes.
Se trata de Tommy Raul Alvarez Olivera, “El Tommy”, de 27 aós de edad, que operaba desde la ciudad de Maldonado y cuya detención causó una profunda satisfacción entre los efectivos de la Policía del departamento.
“Este sí que es un pez gordo. Al lado de éste el Buñuelo es un delincuente de poca monta”, graficó una fuente del caso que al caer la tarde de la víspera no ocultó su satisfacción por la detención del delincuente.
En el momento de su detención, Álvarez Olivera tenía en su poder varias armas de fuego de dudosa precedencia. Entre esas armas fue hallada una pistola de fabricación israelí Jericho calibre 9mm. Tanto esta arma como las restantes no estaban en condición “tumbera” sino que, que el por contrario se encontraban en perfectas condiciones de mantenimiento, así como los cargadores, con su correspondiente munición en buen estado.

Pesado
“El Tommy” es considerado como un delincuente de los más pesados que operan en la zona. Desde hace tiempo mantiene un duro enfrentamiento con los integrantes de otras bandas de narcotraficantes por dominar el mercado local de estupefacientes. En varias oportunidades sus competidores intentaron liquidarlo con ráfagas de disparos de subametralladoras. El hecho más notorio ocurrió el pasado 3 de octubre en el frente del edificio Antares ubicado en la esquina de la calle Rosario con la avenida Roosevelt de Punta del Este. Alrededor de las 01:00 de ese día varios delincuentes llegaron al frente del edificio en dos vehículos y en una moto. Los ocupantes de esos vehículos intercambiaron varios disparos. Los testigos del edificio creyeron estar en medio de una batalla. Se estima que fueron intercambiados más de cuarenta disparos. En el edificio se encontraba El Tommy quien desde hacía unos días vivía en uno de los apartamentos del complejo.
La Policía informó en esa misma mañana que “una moto color negra con dos ocupantes circulaba junto a un auto modelo Monza por Avenida Roosevelt, ingresando en calle Mario Scasso quedando abandonado en estacionamiento de un edificio existente en el lugar con varios impactos. Mientras tanto, la moto ingresó por la calle Salt Lake e intercambiaron disparos con ocupantes de un auto marca Nissan”.
En la calle Salt Lake City fueron halladas varias vainas de calibre 9 milímetros. El auto marca Nissan fue incendiado en Continuación Av. Aiguá. El vehículo figuraba como hurtado este año en Montevideo, según consignó la emisora local Fm Gente. Unos cuarenta minutos después de registrada la balacera, un joven de 17 años ingresó con una herida de bala para ser atendido en el hospital “Elbio Rivero” de la capital departamental. La emisora sostuvo que en principio no estaba claro si intervino en este tiroteo o se trata del que se fugó tras una sangrienta rapiña que había sido cometida en Camino de los Gauchos y en la que murió un delincuente y fue herido un policía.