El método diagnóstico permitirá reducir el tiempo de espera de los resultados de los tests de COVID-19 y disminuir los costos, indicó el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas. El desarrollo estuvo a cargo del Instituto Pasteur de Montevideo y la Universidad de la República. Estarán disponibles en 30 días para ser utilizados, en primera instancia, en los pasos de fronteras y en los ingresos a los prestadores de salud. Salinas informó este martes que esta técnica tiene un alto grado de efectividad, equiparable a los resultados por PCR, y posibilitará disponer de un diagnóstico grupal de tests, lo cual garantiza un aumento en la capacidad de valoración.
Asimismo, disminuirá el tiempo de espera a 45 minutos, sobre todo, en lugares en los que es fundamental la rapidez, como las fronteras, donde solo entre el 23 de julio y el 22 de agosto se movilizaron 8.455 personas y hubo 43 casos de COVID-19. De esa manera, un camionero que llega enfermo a Uruguay simplemente solicitará un relevo en su puesto en cuanto obtenga el resultado, ejemplificó el ministro.
Los tests también estarán disponibles para las personas que ingresen a los prestadores de salud, tanto públicos como privados, de Montevideo, Canelones y ciudades fronterizas con Brasil. En esos casos, también se reducirá el tiempo de espera, principalmente, para pacientes que requieran una intervención quirúrgica urgente.
Se trata de una técnica de menor complejidad que la de PCR, por lo que los resultados podrán procesarse en los laboratorios de los prestadores de salud públicos y privados. Actualmente, existen 26 centros de diagnóstico de COVID-19 por PCR, pero no en todos los departamentos.
Para Salinas, es fundamental que pueda aplicarse en todo el país y promover así la descentralización. “Esta técnica permite que existan centros de diagnóstico de COVID-19 en todos los departamentos”, puntualizó.

Fuente: presidencia.gub.uy

Contenido publicitario