Los presupuestos que la Intendencia de Maldonado asigna los municipios del departamento, volvieron a ser tema de lamentos en la Junta Departamental. Esta vez le tocó el turno a San Carlos, cuyas penurias refirió el edil frenteamplista Andrés de León del sector político Cabildo 1813, que está a cargo de gobierno local.
“En la noche de hoy vamos a hablar sobre unos reclamos del Municipio de San Carlos y de por qué no se dan algunas cosas, por lo que después, con mucho derecho, los vecinos se quejan o algún edil realiza un planteamiento en la Junta, y las respuestas están acá”, anunció.
“Las funciones principales de un gobierno departamental, de una Intendencia o Municipio ‒entre las muchas que tiene y que son su razón de ser‒, son la recolección de la basura y la iluminación, el alumbrado. Con respecto al tema de los contenedores, en el Municipio de San Carlos hubo una reunión del Concejo a fines del año 2016 ‒de la cual hay acta‒, donde el Director de Higiene, el señor Jorge Píriz, se comprometió al cambio de la totalidad de los contenedores de residuos domiciliarios por contenedores nuevos. Se habló de trescientos cincuenta contenedores, compromiso que hasta la fecha no ha sido cumplido en su totalidad. Solamente una parte de los contenedores fueron cambiados y, para sorpresa, el resto de los contenedores viejos no fueron cambiados, sino que fueron retirados, pintados y colocados nuevamente. O sea, en San Carlos seguimos esperando los contenedores que faltan”, inidcó.

Aromas analógicos
El edil comentó que “en esa misma sesión del Concejo se comprometió a llevar a San Carlos diez contenedores del tipo caja de camión, para ser ubicados en lugares estratégicos de la jurisdicción para el depósito de residuos verdes. También estamos esperando esos contenedores”.
“También estamos esperando que se laven los contenedores, porque hieden lindo ‒si no se lavan, es complicado‒. Es lo que se pretende en el Municipio, porque, en esa misma reunión, el señor Director de Higiene informó que estos contenedores nuevos vendrían con una tecnología de última generación, porque traen un chip que, a través de un software, permite saber la capacidad ocupada de cada contenedor. A ver, los carolinos no pretendemos tanto, con que nos laven los contenedores nos quedamos conformes”, ironizó De León.
“No sé si es porque al Municipio lo gobierna mi fuerza política, pero creo que es un tema que afecta a toda la población y que el de los contenedores es un tema de higiene y salubridad muy importante. Esperemos que la Intendencia cumpla”, añadió.

A oscuras
El legislador comentó por otra parte que la ciudad y su jurisdicción tiene problemas de iluminación y se preguntó. ¿Para qué quiero cámaras, si los lugares están oscuros y no se ve nada? Se está generando un caldo de cultivo para los amigos de lo ajeno”. “Hace tres años se arrancó. La Intendencia le preguntó cuántos focos necesitaba y el Municipio dijo que necesitaba mil focos. Cuando iban a llamar a licitación dijeron que se tenían que ajustar. Los concejales del Partido Nacional y del Frente Amplio salieron por toda la jurisdicción de San Carlos a hacer un relevamiento y les plantearon que ese llamado a licitación se hiciera por ochocientos focos que eran los que se necesitaban. Ahí está la explicación a la preocupación de un edil cuando manifestó su preocupación por la oscuridad que hay en San Carlos: no es por culpa de San Carlos sino porque no nos mandan los focos. ¡Ochocientos focos!”, exclamó.
De León dijo que “esa licitación no se concretó. Dijeron que la iban a hacer en forma individual, no por todo el departamento, y nos bajaron a cuatrocientos focos y no vinieron los cuatrocientos focos. Pero, finalmente, hace cuestión de días, la Intendencia le ofreció al Municipio de San Carlos, que es un tercio del territorio del departamento de Maldonado ‒¡un tercio del territorio del departamento de Maldonado!‒ que involucra una parte rural, la ciudad de San Carlos y toda la costa que va desde el puente de La Barra hasta el puente de José Ignacio ‒donde está el Balneario Buenos Aires, El Tesoro, La Barra, El Chorro, Santa Mónica, etc.‒ cincuenta focos. Nos ofrecieron cincuenta focos, ciudadanas y ciudadanos que están escuchando. Entonces, si la jurisdicción está a oscuras, si el vecino del Balneario Buenos Aires no tiene un foco o si el vecino de San Carlos ‒en esos barrios donde anduvo un edil‒ está a oscuras, acá está la explicación”, señaló.

Dónde encontrar plata
De León juzgó correcto que se iluminen los monumentos públicos todos, “pero también creo en el derecho de los ciudadanos a contar con esa seguridad que genera el tener en su cuadra, en su esquina, focos de luz, porque por lo menos eso ayuda a brindarle seguridad al vecino y a que no se creen las condiciones para que pasen las cosas que sabemos que pasan en la oscuridad. Por lo tanto estaría bueno que la Intendencia cumpliera con los ochocientos focos para la jurisdicción de San Carlos”.
“Les puedo decir de dónde pueden sacar la plata y vamos a entrar a hablar. Por ejemplo, en la adecuación presupuestal de 2018 hubo U$S10.000.000 para subrogaciones ‒que algunas serán de funcionarios que realmente cumplen con sus tareas, pero otras, sabemos que son compromisos políticos y parte del carnaval electoral que se viene ahora‒, U$S4:000.000 para publicidad… ¿Qué es más importante: la publicidad de la Intendencia o que el vecino tenga el foco de luz?”, se preguntó. Acto seguido se refirió largamente al crecimiento del déficit comunal.




Contenido publicitario