Ante el reclamo de los vecinos de diversos barrios, que aseguran que la rambla que se está construyendo junto al arroyo les ha provocado inundaciones a causa de las copiosas lluvias, el municipio carolino acordó una reunión con técnicos de la dirección de Planeamiento, que explicarían cuál es la situación y qué ocurrirá en adelante.
La alcaldesa dela ciudad, Alba Rijo señaló que el encuentro se producirá el próximo martes 22 de enero y adelantó que se abstendrá de emitir comentarios hasta que eso ocurra. En tanto, en las redes sociales, los vecinos de la zona inundada suben fotos de una cuadra anegada y aseguran que ya habían augurado que estos problemas se producirían. Tradicionalmente, las aguas pluviales desaguaban hacia el arroyo, cosa que ahora está impedido por el elevado nivel de la rambla en construcción.
En algunos mensajes esparcidos en la redes sociales se han difundido fotografías de la situación en barrio Sur y comentarios agresivos contra la IDM. “¿Se creyeron que si hacen un canal con la intención de que el agua ‘salga’, no va a entrar por el mismo canal cuando crece el arroyo? El barrio Sur se va a inundar antes que el bañado, cerrá y vamos. Ta difícil para identificar donde termina la ineptitud y arranca la hijaputez”, dijo una señora carolina.