peatonalsc (Copiar)

Al realizar un balance público de su gestión al frente del municipio de San Carlos, el alcalde Gregorio Quintana aseguró que el trabajo de los últimos cinco años fue positivo a pesar de las críticas recibidas. Asimismo, confesó que medidas adoptadas en materia de tránsito y otros asuntos le implicaron tener que sufrir insultos y amenazas, incluso a su familia, mientras que los inspectores de la repartición eran agredidos físicamente. Sin embargo, destacó que la cantidad de fallecidos en accidentes de tránsito se redujo a la mitad y aclaró que para gobernar es necesario ejercer autoridad.

Quintana señaló que en la primera mitad de este período de gobierno hubo 14 fallecidos en el tránsito, pero en la segunda mitad la cifra disminuyó a 7, lo que demuestra la pertinencia de las medidas aplicadas.

Entre lo más agradable citó la inauguración del Teatro Unión y las obras realizadas en la jurisdicción y la ciudad. También aseguró se sentía orgulloso de haber actuado como el primer alcalde de San Carlos y recordó que la gestión tiene un 70% de aprobación. Quintana será sustituido este fin de semana por la alcaldesa electa, Alba Rijo.

 

Contenido publicitario