cambionelson

Mientras los rumores y las especulaciones están a la orden del día en todo lo que concierne al clausurado cambio Nelson y los millones de dólares que tenía en depósito, Francisco Sanabria presentó este miércoles, a través de un abogado, a la empresa Camvirey SA a concurso judicial.

Se trata de un paso hacia la legalidad: de esa manera el empresario intentará hacer frente a las deudas de los acreedores del Cambio Nelson que, según las fuentes, podrían reclamar entre US$ 5 y US$ 12 millones. La noticia fue brindada por el diario El Observador, cuyas fuentes, allegadas al empresario, dijeron que el resultado de la movida definirá si Sanabria retorna o no al país.

La declaración judicial de concurso puede ser pedida por cualquier deudor que se encuentre en estado de insolvencia. El deudor debe presentar a la Justicia un inventario con bienes y una lista con las personas a las que debe dinero. En el concurso también puede pedirse la liquidación de la empresa, explicó el matutino.

El juez de concursos tiene dos días para expedirse y definir si acepta la solicitud. Si lo hace, podrá tomar medidas cautelares como prohibir al involucrado que salga del país o embargarle sus bienes. Este miércoles, por orden judicial, a Sanabria se le incautaron dos automóviles “de alta gama”, un Audi Q7 y un BMW, lo que indica que está en marcha el procedimiento.

Mientras tanto, también el Banco Central del Uruguay (BCU) resolvió inmovilizar los bienes y suspender las actividades de Camvirey SA por no haber informado sobre el cierre de sus dependencias con la antelación requerida por la normativa vigente. Cuando una casa de cambio decide cerrar debe informar a la Superintendencia de Servicios Financieros del BCU con un preaviso de 15 días hábiles. Esa comunicación debe ir acompañada de un testimonio notarial de la resolución adoptada por los accionistas en la que también debe figurar la fecha de cierre y sus motivos.

Inmovilizados

Para poder funcionar, las casas de cambios deben constituir una garantía a favor del BCU por un monto no inferior a 600.000 UI (unos US$ 75.000 a valores actuales). Ese dinero se incrementa en 300.000 UI por cada una de sus dependencias. Las garantías se liberan cuando se produce el cese de la actividad siempre que se haya cumplido con las obligaciones con el BCU. Nada de esto ocurrió en el caso de Cambio Nelson.

Mientras tanto, la Unidad de Información y Análisis Financiero dispuso la inmovilización de los activos de la empresa y de su titular en el sistema financiero, informó la autoridad monetaria en un comunicado.

“El BCU se encuentra realizando un exhaustivo análisis de la documentación recabada, a efectos de evaluar la procedencia de adoptar otras medidas tales como una eventual cancelación de la autorización para funcionar de Camvirey SA”, informó el banco.

Fuentes judiciales dijeron que se pidieron informes al Banco Central para corroborar si horas antes de irse del país, Sanabria realizó una transacción de unos US$ 2,5 millones a una cuenta en el exterior. Ese dinero lo habría obtenido de la venta de ganado. Si se confirma ese giro, la indagatoria penal –que hasta el momento es por cheques sin fondo y apropiación indebida– podría dar un giro y pasar a ser “lavado de activos”.

En la investigación judicial ya participa una unidad especializada en delitos financieros que depende de Crimen Organizado e Interpol. Esa fue la que allanó siete propiedades de Sanabria en Punta del Este, Manantiales y San Carlos.

En el exterior

El exdiputado suplente del Partido Colorado abandonó el país el 24 de febrero. Horas después, tras recibir denuncias en su contra, el juez en lo penal de 10º turno, Marcelo Souto, decretó el cierre de fronteras y libró una orden de captura a nivel nacional.

Allegados a Sanabria divulgaron un audio el domingo 26 en el que el empresario justificó su viaje al exterior para “salvar” el negocio que había heredado de su padre, el exsenador Wilson Sanabria. En el momento en que grabó el mensaje dijo que estaba en un país del Mercosur. La Policía confirmó con Interpol de Argentina que a la hora 22.50 del sábado 25 viajó a Miami desde Buenos Aires en un vuelo de American Airlines.

Sanabria dijo entonces que volvería al país y daría la cara, pero no regresó el 1º de marzo para reabrir el Cambio Nelson.

Contenido publicitario