jefatura

 

La Suprema Corte de Justicia desestimó el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por los abogados defensores de siete policías de Maldonado involucrados en un supuesto caso de gatillo fácil.

Los policías fueron acusados por una fiscal por disparar contra un conocido delincuente de Maldonado que resistió la orden de alto impartida por los uniformados en la madrugada del pasado 4 de julio.

La corporación, integrada por un ministro de un tribunal de apelaciones, rechazó la excepción de inconstitucionalidad presentada los abogados del Ministerio del Interior y un letrado particular que representa a un oficial.

Los abogados interpusieron el recurso contra el pedido de procesamiento por un delito de “abuso innominado de funciones” dictado por la fiscal Adriana Arenas contra los efectivos policiales fernandinos.

En las últimas horas fueron notificados de la decisión de la SCJ tanto el juez de la causa como la fiscal y los abogados defensores.

El expediente pasará ahora al juez Gerardo Fogliacco, quien deberá expedirse dictando el procesamiento pedido por la fiscal o archivando las actuaciones. El juez también puede disponer de otras actuaciones antes de expedirse sobre el asunto. En caso de archivo, la fiscal puede apelar.

“Desacato”

El expediente se inició a raíz de lo ocurrido el pasado 4 de julio en la calle Simón del Pino de Maldonado. En el mismo existe una decisión de la entonces jueza subrogante Rossana Martínez quien remitió a la cárcel al delincuente que protagonizó el incidente con los policías. Martínez procesó por el delito de desacato al individuo por no obedecer la orden de alto impartida por los funcionarios actuantes.

El sujeto, identificado como R.A.L.P, y apodado “El Carancho”, circulaba en su automóvil marca “Cherry” cuando fue interceptado a la altura del predio ferial de Avenida Aiguá. Rodeado por varios efectivos policiales, el sujeto huyó del lugar. Los policías habían sido advertidos momentos antes de un incidente protagonizado por un vehículo similar al del “Carancho”. Un taxista denunció que desde el automóvil fueron efectuados varios disparos y que una persona había sido herida.

Los policías pretendieron detener al “Carancho” que, luego de tirar su vehículo contra los móviles policiales, huyó del lugar. La persecución se desarrolló por varias calles del citado barrio hasta que “el Carancho”, herido de dos balazos, se refugió en la Seccional Sexta de Maldonado Nuevo. Luego de las actuaciones, “El Carancho”, procesado por un delito de desacato fue encarcelado en el penal de Libertad.

La fiscal Adriana Arenas pidió el procesamiento de los siete policías que participaron de la persecución.

 

Contenido publicitario