policias

Un joven que acababa de robar un teléfono celular en un local bailable de Punta del Este fue detenido rápidamente por la Policía cuando ya viajaba de regreso a su casa. Tras recibir la denuncia del robo, la Policía informó del caso a todos sus móviles. Uno de ellos detuvo a un ómnibus de línea urbana en el que viajaba el autor del hurto, un joven de 18 años de edad que tenía en su poder el aparato.

Mientras tanto, en la noche del domingo, una mujer de 21 años que caminaba por las cercanías de Arcobaleno fue interceptada por un desconocido que la agredió físicamente y le sustrajo la suma de 2.000 pesos uruguayos. Investigadores del Distrito trabajan en el caso.

Contenido publicitario