MazzoniLa Intendencia firmó un convenio con sucesores de Francisco Mazzoni para la incorporación al museo de una vivienda perteneciente a la familia. Por lo demás, los herederos aportarán bienes, artículos y documentos personales del creador del museo ubicado en una casona del siglo XVIII de la calle Ituzaingó.

La casa permitirá una comunicación con la calle 18 de julio; en este sector se conformará una sala denominada “Francisco Mazzoni”.

La vivienda, de dos plantas, está ubicada junto al jardín del museo y tiene entrada por la calle 18 de julio. En el piso superior, sobre una estufa a leña, se encuentra un mural pintado por Enrique Castells Capurro. Allí residía temporalmente el escenógrafo y artista plástico Juan José Severino.

La estructura es de mampostería portante de ladrillo, con paredes revocadas a dos manos, con puertas de madera y las ventanas de perfiles de hierro, con escalera y piso de madera en planta alta.

El estado actual requiere reparaciones y modificaciones de acuerdo a su nuevo destino. También mejoras en sanitarias, eléctricas, pavimentos, reparación de aberturas, refuerzo en escaleras y pintura en general. Durante muchos años la casa estuvo abandonada. Varios intrusos ingresaron a ella y causaron grandes destrozos, incluyendo un incendio. Miles de libros que ornaban las paredes de la habitación superior terminaron en el suelo, mojados y ensuciados por las heces y la orina de los intrusos. Solo parte de la biblioteca de Mazzoni pudo ser rescatada ilesa.

Contenido publicitario