En la Noche de la Nostalgia casi 70 inspectores controlaron las calles del departamento con el apoyo de la Policía Nacional de tránsito, Prefectura y la Guardia Republicana. Con mucha preocupación por la posible propagación del virus durante una de las noches festivas con más movimiento del país, y con la premisa “quédate en casa”, la Intendencia de Maldonado dispuso operativos de tránsito y control en bares y restaurantes desde las 18 horas del 24 hasta el mediodía del 25. Las autoridades del gobierno departamental señalaron que la campaña “Esta nostalgia quédate en casa, ya habrá tiempo de juntarnos” tuvo el éxito que se esperaba.
Desde la Dirección General de Tránsito, Juan Pígola informó que casi 70 inspectores de tránsito recorrieron las calles. Los inspectores trabajaron en grupos y a partir de las 22 horas los controles se intensificaron. En todo el departamento hubo 990 vehículos inspeccionados, 858 fueron de cuatro ruedas y 132 birrodados. El grupo de inspección retuvo 12 vehículos y multó a 52 conductores. Durante las inspecciones se realizaron 299 espirometrías, de las cuales 17 resultaron positivas, también se llevaron a cabo tres controles reactivos de droga, de los cuales dos tuvieron resultado positivo. Además se registró un siniestro de tránsito que dejó un lesionado.

SIN FIESTAS
Otros controles que se llevaron a cabo desde las 22 horas hasta las 6 de la mañana fueron los que realizó la Dirección General de Higiene, que trabajó hasta la mañana del martes. Jorge Píriz, responsable del área, informó que estos operativos se hicieron en Maldonado, Punta del Este, La Barra y Manantiales. Además, desde la Intendencia se notificó a todos los municipios del departamento que sacaran a la calle sus propios inspectores.
Cinco equipos de inspectores recorrieron el departamento: uno trabajó en Punta del Este, otro al Este del Arroyo Maldonado en la zona de La Barra y José Ignacio, dos se centraron en la ciudad de Maldonado y el último trabajó desde Las Grutas al Potrero. Fueron en total 108 las inspecciones que se llevaron a cabo. 36 de ellas se realizaron a partir de denuncias por ruidos molestos. Según datos de la Intendencia, no se detectó ninguna fiesta de gran magnitud ni aglomeración de personas.
La Dirección General de Higiene contó con apoyo policial durante las inspecciones y también varios fiscales estuvieron a la orden para trabajar. En la noche del 24 se notificó previamente a aquellos lugares que ya se presumía podrían estar pensando en no cumplir con la normativa vigente. Se controlaron establecimientos gastronómicos, bares y fiestas en casas de familia.
En aquellos establecimientos gastronómicos a los que acudió la Dirección de Higiene, se informó a los propietarios que, según habilitan los protocolos, podía haber shows de música en vivo pero no estaban permitidos los bailes. Si esta medida no se cumplía, la responsabilidad era de los dueños del lugar.

Contenido publicitario