afaneUno de los individuos que había participado en una rapiña cometida en perjuicio de una panadería de Camino a la Laguna se entregó este martes a la Policía. Con esto queda cerrado el caso que el pasado 8 de enero afectó al comercio ubicado en Camino La Laguna y Avenida España. En aquella oportunidad, dos sujetos armados ingresaron al local y sustrajeron $40. 000 y un celular Iphone 6, tras lo cual se retiraron en un auto tipo Corsa Classic.

Uno de los ladrones fue atrapado cuatro días después. Más tarde, la justicia lo envió a prisión por la rapiña. Su cómplice seguía libre, pero estaba requerido, por lo que optó por cortar por lo sano; en la mañana del día 12, Eduardo Rafael Acosta del Puerto, 25 años de edad, poseedor de antecedentes penales, se presentó voluntariamente en la Sede Penal de Cuarto Turno.

La magistrada de feria decidió procesarlo con prisión por un delito de Rapiña Especialmente Agravada en calidad de cómplice. De todos modos, la unidad actuante continúa las investigaciones.

Boca cerrada

Por otra parte, la Jefatura informó del cierre de una boca de venta de drogas que funcionaba en una vivienda de Maldonado Nuevo. El caso estaba en manos de la Brigada Departamental Antidrogas, cuyos efectivos manejaban información sobre la existencia del expendio. Días atrás, los agentes se instalaron a vigilara discretamente la finca y detuvieron a un sujeto que acababa de abandonarla. Se trataba de un joven de 19 años que llevaba una pipa casera y, ocultas en una caja de cigarrillos, dos dosis envueltas en papel de una sustancia blanca similar a la cocaína.
Más tarde, fueron detenidas otras cinco personas que fueron derivadas a la unidad actuante para proseguir con las averiguaciones pertinentes. Asimismo, dando cumplimiento a lo dispuesto por la magistrada de la Sede Penal de Cuarto Turno, los agentes allanaron la finca en cuestión y se incautaron de varios efectos, entre ellos una bolsa con recortes varios de papel y una bolsa de nylon, una pipa, $ 1.650, U$S 3, $arg 10, una cartera, dos tucas, un desmorrugador, una vela, una punta de marihuana y una lata con una bolsita con sustancia blanca. Los propietarios de la vivienda fueron detenidos.
Culminado el operativo la magistrada actuante determinó el procesamiento y prisión de Rosa María Gómez y de Gilliard Mora Sosa, ambos poseedores de antecedentes penales. Ambos fueron imputados “de un delito previsto en el Art 31 del Decreto Ley 14.294 en la redacción dada por el Art. 3 del Decreto Ley 17.016 en la Modalidad de Suministro”.

Hurto aclarado en Piriápolis

Por otra parte, un parte de la Jefatura dejó en evidencia que algunos rateros de los que llegan frecuentemente a la zona para robar también han elegido Piriápolis para lucrar con sus fechorías.

En la noche del pasado domingo 11, poco antes de la hora 23, efectivos de la Secciona Undécima recibieron la novedad de que en una calle contigua a la terminal de ómnibus del balneario, había ocurrido un “hurto en la vía pública”.
Los efectivos corrieron al lugar y detuvieron a una pareja que se hospedaba en el camping de la zona. Así las cosas, su carpa fue allanada y no en balde; otros efectos robados estaban en el lugar.
La pareja quedó detenida y los agentes detectaron que el sujeto era poseedor de antecedentes penales. Más tarde, la comisaría recibió a las personas que habían sufrido robos, que radicaron las denuncias correspondientes. Finalizadas todas las instancias formales, la magistrada actuante dictaminó el procesamiento con prisión del detenido, Marcos Javier Muniz Morosini, de 35 años de edad, quien fue imputado de un delito de Hurto.

Foto: archivo

Contenido publicitario