jhonficheralUn sujeto con varios antecedentes penales y curioso nombre de pila había sido procesado nuevamente y aguardaba su traslado a Las Rosas cuando se tomó las de Villa Diego y despareció en la penumbra.

Todo ocurrió este miércoles cuando la Brigada de Hurtos de la Seccional Segunda de San Carlos logró esclarecer una serie de robos que venían siendo investigados y fue a detener al principal sospechoso, un conocido delincuente que residía en la ciudad. Los efectivos llevaron a cabo un procedimiento mediante el cuál se logró la detención del responsable así como la incautación de los efectos denunciados días atrás en la Seccional.
Luego entró a tallar la magistrada en lo penal de Segundo Turno que dispuso el procesamiento con prisión de Jhon Ficheral (sic) Acosta Sosa de 32 años de edad. El hombre tenía en su haber cuatro delitos de hurto, uno de ellos especialmente agravado por penetración domiciliaria, todo en régimen de reiteración real.
Resuelta la situación, luego de la instancia judicial el reo quedó alojado en el celdario de la Seccional Segunda aguardando la realización del prontuario correspondiente y su posterior traslado al establecimiento carcelario de Las Rosas. Pero hacia la hora 18 se constató que la celda estaba inesperadamente vacía. El Jhon Ficheral había abierto el candado y se había mandado mudar.
Así las cosas, la Policía solicita la colaboración de la ciudadanía para ubicarlo. No obstante, ayer estaba siendo buscado intensamente por la Policía.

Sin ropa y sin moto

Una señora de 36 años se hallaba tranquilamente en su domicilio de la calle Zorrilla de San Martín en la tarde del miércoles cuando vio por la ventana que un sujeto estaba robando prendas de vestir que estaban colgadas en un tendedero. Al verse observado el individuo huyó del lugar y fue perdiendo la ropa hurtada por el camino de la fuga.
Al poco rato, el portero de un edificio próximo al lugar avistó a dos sujetos circulando en una moto y advirtió que uno de ellos descendió del birrodado y sustrajo otra moto perteneciente a un colega del edificio. Dada la situación el trabajador lo siguió en su camioneta y realizó una maniobra para cortarle el paso. Éste abandonó la moto para huir, pero fue interceptado por el ciudadano.

Poco después, un móvil policial que arribaba al lugar, alertado por la Mesa Central de Operaciones, detuvo al ladrón, un joven de 22 años que, oh, casualidad, era el mismo que había hurtado las prendas de vestir de la cuerda momentos antes.
Interrogado ayer en la mañana, el detenido aportó información sobre dos motos y un cuadro de moto que habían sido hurtadas en la Jurisdicción de las Seccionales Primera y Décima y que se hallaban en un monte próximo al Barrio Kennedy. La Brigada de Hurtos de la Seccional Décima concurrió al lugar indicado y halló las dos motos en cuestión; todo había sido robado y denunciado como tal. El detenido fue llevado ayer al juzgado.

Rapiña y fuga

Personal de la Brigada de Hurtos de la seccional primera se encuentra investigando una rapiña que tuvo en la noche del miércoles en una carnicería ubicada en Carlos Anaya y Leonardo Olivera.
La propietaria del lugar, una señora de 46 años, manifestó que se encontraba trabajando en su local cuando ingresaron dos sujetos con los rostros cubiertos, la amenazaron con un arma de fuego y le exigieron que entregara el dinero de la caja registradora.
Tras lograr un botín de mil pesos uruguayos, los sujetos se retiraron rápidamente del lugar en una moto tipo PX 110cc, junto a otros dos desconocidos que los aguardaban afuera en otra motocicleta de similares características.

Lesiones gravísimas culposas

El titular de la Sede Penal de Segundo Turno dispuso el procesamiento sin prisión de una ciudadana uruguaya de iniciales E.E.S., de 52 años, quien fuera imputada de la presunta comisión de un delito de lesiones gravísimas culposas en calidad de autora. Hace más de dos años, la mujer había intervenido en un accidente de tránsito ocurrido en Gorlero y la 27. Como medida sustitutiva a la prisión se le impuso la prohibición de conducir vehículos por el plazo de seis meses.
El choque se registró en el mes de octubre del año 2012. La señora conducía un auto marca Chevrolet e impactó contra una moto marca Vital 110cc cuya conductora resultó gravemente lesionada.

Contenido publicitario