Se llevó a cabo la audiencia de formalización de los responsables del asalto a local de cobranzas de Portezuelo

Se trata de dos jóvenes, de 18 y 19 años; uno de ellos había sido liberado de prisión hace poco

Dos jóvenes, de 18 y 19 años, uno de los cuales fue liberado de prisión hace poco, fueron detenidos y sometidos a la justicia por su responsabilidad en la rapiña ocurrida el pasado 7 de junio en un local de cobranzas del que se llevaron un millón y medio de pesos. Tras la instancia judicial del caso fueron imputados por la presunta comisión de un delito de rapiña especialmente agravado. La fiscalía presentó, en la audiencia de formalización, un relato de compras y gastos que uno de ellos realizó desde la tarde en que se concretó la rapiña: auto, moto, ropa de cama, elementos para renovar una cocina, celular de última generación, ropa y calzado deportivo de marca. De muchas de las compras y visitas a restaurantes, el imputado tomó fotos o envió mensajes a su novia y amigos.

El hecho
A primera hora de la mañana del 7 de junio un hombre ingresó al local de cobranzas botella en mano, y prendió fuego un mostrador después de arrojar un líquido, presumiblemente nafta, que llevaba en la botella. El único empleado que se encontraba a esa hora de la mañana en el RedPagos -había llegado minutos antes y dejado la puerta de entrada sin tranca ya que aguardaba la llegada inminente de otra funcionaria-, se vio obligado a franquear la entrada del ladrón para detrás del mostrador.
Una vez allí, el desconocido accedió al dinero de las cajas, pero dijo saber que en el local había más efectivo y exigió su entrega. En total, y de acuerdo al relato que la fiscal Ana Rosés presentó ante la justicia, se llevó 107.466 pesos, 11.369 dólares, 386 pesos argentinos, 2.443 euros y 661 reales. Además, de un “tupperware” de plástico se llevó 1.355.231 pesos y 13.202 dólares. De otra caja fuerte se llevó 60.000 pesos y 1.000 dólares más.
De acuerdo a la información que se había conocido el día del robo, el ladrón usaba tapabocas, gorro y guantes y antes de retirarse también exigió que le entregaran los registros de las cámaras de seguridad del local. Como el empleado no podía entregarlos por los nervios, el ladrón terminó arrancando y llevándose el DVR.
Al momento del robo se especuló con la participación de un segundo individuo, extremo que la policía nunca confirmó, pero que en realidad era así ya que otro sujeto aguardaba en el exterior del local a bordo de una moto y el viaje de ida al local y el de regreso quedaron registrados en varias cámaras de seguridad. Hasta el momento, la investigación no estableció cuál de los dos ingresó al comercio y cuál esperó afuera en la moto.

Informante
En el marco de la investigación, la policía recibió el testimonio de un informante anónimo que apuntó a dos personas como los probables responsables del robo. A su vez, el análisis de las cámaras del CCU, y otras particulares, permitieron establecer que Ángel Jesús Sassano Acosta (19) y Brian Exequiel Quintana Machado (18) no eran ajenos al hecho.
Orden de allanamiento mediante, personal del Área de Investigaciones de Zona II se constituyó en una casa ubicada en Cerro Pelado, donde se detuvo a Sassano Acosta (que hace poco fue liberado de la cárcel adonde cumplía pena por un delito anterior) y se incautaron celulares, zapatillas deportivas y ropa negra, un DVR marca Hiknston, efectivo en moneda nacional y extranjera (euros, dólares y reales) escondidos en una bolsa en el techo de la casa, tarjetas, un mueble con bacha de baño y grifería, cascos de moto, un sommier de dos plazas y ropa de cama nuevos, cerámicas varias y un revólver. De acuerdo al relato fiscal, la mayoría de estas compras correspondían a elementos comprados a partir de la misma tarde del robo al RedPagos. La pericia realizada al celular de Sassano mostró que éste había tomado fotos de los momentos de varias de las adquisiciones, así como una serie de mensajes con su madre, novia, amigos y el otro imputado evidenciaban el nivel de gasto y vida que emprendió el joven tras el robo.

Otro allanamiento
Luego del procedimiento en Cerro Pelado se concretó otro allanamiento, esta vez en una casa de Maldo-nado Nuevo y allí fue detenido Quintana Machado.
Las personas que se encontraban en el local de cobranza al momento del robo habían declarado que un asaltante usaba una campera naranja y en el allanamiento en lo de Quintana se ubicó una prenda de esas características, además de celulares, cascos de moto, cartuchos de diferentes calibres y ropa.
Ángel Jesús Sassano Acosta y Brian Exequiel Quintana Machado fueron derivados a dependencia policial y más tarde sometidos a la justicia.
Finalizada la instancia judicial, en la sede penal de 11° Turno, se dispuso la formalización de la investigación para Quintana y para Sassano Acosta por la presunta comisión de un delito de rapiña especialmente agravado, en calidad de autores.
Como medida cautelar se ordenó prisión preventiva por 120 días para Sassano y arresto domiciliario total para Quintana por el mismo período.
El caso se continúa trabajando, en tanto estos jóvenes sean acusados y sin descartar la eventual participación de alguna otra persona. Fuente: FM Gente