Los coletazos de la crisis argentina y la incertidumbre que reina sobre el futuro económico de la región siguen afectando la zona turística de Maldonado. Ahora trascendió que los trabajadores que quedaban en la torre Trump, que se iergue incompleta en la Rambla Batlle Pacheco, fueron despedidos este lunes por tiempo indeterminado, mientras la obra no se retoma. Según informó FM Gente, los obreros agremiados en el Sunca evalúan reclamar judicialmente mientras se programa una asamblea y se especula con que podría haber una movilización en el resto de las obras a causa de este tema.
A fines de setiembre, FM Gente había informado que no había dinero para continuar la obra y que unos cuarenta obreros se veían afectados por la situación. Se suponía que los que fueron a seguro de paro en esos meses iban a ser retomados el 1º de diciembre.
El caso es que, por lo general, en Punta del Este se construye para el mercado argentino y los habitantes de la vecina orilla ya no tienen acceso libre a la compra de dólares. Por lo demás, su moneda va camino a una desvalorización total. De allí que la mayoría de los proyectos edilicios que se habían aprobado en los últimos años no se concretaran.

Notificados
Los trabajadores empleados en la torre señalaron a la emisora local que últimamente estaban “cobrando una miseria”. Además, la empresa constructora les pidió a través de una nota que renunciaran. Muchos obreros habrían optado por irse a causa de los problemas señalados.
En setiembre en medio a varios problemas, a los trabajadores se les pidió que renunciaran. Pero la constructora prometía que si firmaban el acuerdo iban a ser retomados en diciembre. Los obreros creían que eso podía no ser cierto. Luego hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo, donde trabajadores de Faroy S.A. y los obreros de la torre llegaron a un preacuerdo. Luego la empresa hizo llegar una propuesta “del envío al seguro de paro por dos meses a la totalidad de la plantilla de trabajadores”, por lo que deberían ser retomados en diciembre.
La empresa propietaria de la Torre Trump de Punta del Este es Aetos SA, de capitales argentinos. Faroy SA estaba asociada a esta empresa para comercializar los apartamentos. Conocida como Fortune International Realty, Faroy SA es propiedad del empresario argentino -y cordobés- Edgardo de Fortuna y tiene su base en Miami.
“Trump Tower Punta del Este no es propiedad, ni es desarrollada, ni vendida por Donald J. Trump, The Trump Organization, o cualquiera de sus directores o afiliados. Aetos SA, el propietario y desarrollador de la propiedad; usa el nombre de ‘Trump’ y la marca bajo licencia de Trump Marks Punta del Este LLC, cuya licencia puede ser finalizada o revocada de acuerdo a sus términos”, informa una página web del emprendimiento.
Fortune Internatonal Realty y Aetos SA estuvieron unidas para la comercialización de los apartamentos pero, con el correr del tiempo, se enemistaron. Por eso hubo una demanda de tres millones de dólares de Fortune International contra la propietaria de la torre. A esto se sumó luego la crisis argentina.
En las próximas horas, los trabajadores realizarán una asamblea. Allí informarán de todo lo ocurrido en torno al tema y se asesorarán legalmente para comenzar juicios laborales. El titular de Sunca, Alejandro Rodríguez, se reunirá con la dirigencia para interiorizarse de todos los detalles del asunto.