cedulaelecLa empresa Gemalto -ganadora de la licitación internacional del documento electrónico de identidad uruguayo- ya comenzó el trabajo de calibración de las máquinas de origen italiano que imprimirán el nuevo documento de identidad.

En principio la licitación previó el equipamiento y puesta en práctica en 20 oficinas de la Dirección Nacional de Identificación Civil (DNIC), incluido Montevideo, aunque ya está en marcha el proceso de adquisición que contemple a todo el país, sumando más puestos de emisión. “El primer lugar donde se lanzará la emisión será San Carlos y luego Montevideo, continuando el despliegue por el sur del país hasta completar todo el Uruguay”, informó el Ministerio del Interior.

Las cédulas actuales mantendrán su vigencia y a medida que vayan venciendo se irán sustituyendo por el nuevo documento. En principio, habrá dos tipos de documentos vigentes, con el diferencial que el nuevo documento electrónico acompaña la evolución prevista en lo que a gobierno electrónico se refiere.

En efecto, el nuevo documento es la llave para acceder al universo del gobierno electrónico merced a la firma electrónica que incorpora como uno de los elementos esenciales. La forma de acceder a la gestión electrónica que el gobierno prevé quede instalada definitivamente en el 2016 -año en que todos los trámites estarán en línea- será precisamente el documento electrónico de identidad. Y es así porque “nos permite autenticarnos digitalmente, es nuestra identidad electrónica, confirmando que la persona que está accediendo al trámite es quien dice ser”, afirma el Lic. Guillermo Lugo, quien está al frente del proyecto de documento electrónico.

El PIN

“Cada documento de identidad electrónico está -además- protegido por un PIN que sólo el titular del mismo conoce y es el elemento que valida el uso en cada trámite. El portador del documento debe validar la gestión con la emisión del PIN o clave asignado por el propio titular. Clave que tiene medidas de seguridad que lo protegen como es un máximo de 5 intentos en caso de uso fallido, superados los mismos el documento se bloquea automáticamente”, informó.

Por estos días la empresa adjudicataria está calibrando los equipos de impresión para su puesta en funcionamiento. Todas las impresoras aportadas para la emisión del documento -“lo personalizan tanto gráfica como eléctricamente y cargan la información en los dos chips”- estarán distribuidas entre las oficinas de la DNIC y trabajarán según un cronograma previsto para la emisión del nuevo documento a demanda de la extinción del hoy vigente.

Durante un tiempo no estimado aún, coexistirán ambos documentos de identidad hasta que se haya procedido a la sustitución total momento en que se hará oficial la pérdida de vigencia del actual.

Especificaciones

Las tarjetas son 100% en policarbonato; el nuevo documento se emitirá en dos idiomas: español y portugués, fundamentado en que son los idiomas oficiales del MERCOSUR. El tamaño es estándar (IDI – 85,60 mm x 53,98). La foto será en escala de grises debido al proceso de sublimación láser del policarbonato al momento de personalizar cada tarjeta. Es una forma de evitar la falsificación: se quema directamente el policarbonato con el láser de la impresora, por lo que no hay forma de sustituir una foto por otra.

Además de los datos actuales impresos, se agregarán la nacionalidad y el MRZ (machine-readable zone) el mismo que contiene el pasaporte para cumplir con los requisitos solicitados por ICAO (International Civil Aviation Organization) para documentos de viaje.

El documento va a tener 2 chips (uno con contacto y otro sin contacto). El chip sin contacto tiene una aplicación internacional -que cumple con la norma ICAO- que no es otra cosa que los datos del viajero (los impresos menos la huella: foto, datos patronímicos y el MRZ); el chip con contacto tiene la aplicación de la firma electrónica, otro que se denomina “match on card”, que permite la autenticación del documento mediante la huella; y una tercera aplicación es la misma aplicación del chip ICAO, que tiene los datos en forma digital lo que permite que el operador no tenga que recabar los mismos bastando la lectura digital del mismo.

El nuevo documento electrónico de identidad ya es una realidad y el próximo 4 de mayo en la ciudad de San Carlos se hará la primera emisión. Posteriormente -20 de mayo- se prevé comience en Montevideo, siguiendo el plan diseñado por las autoridades. Con este paso, Uruguay pasa al frente en la región y avanza hacia el gobierno electrónico como forma natural de gestionar la vida burocrática de los uruguayos.

 

Contenido publicitario