El Sanatorio SEMM Mautone fue distinguido con el primer puesto, en el Premio Nacional de Calidad del Instituto Nacional de Calidad (INACAL), del Ministerio de Industria, Energía y Minería. Este premio se creó en 1992 con el objetivo de reconocer a diferentes organizaciones que se destaquen en la aplicación de sus procesos de calidad.
En entrevista con Correo de Punta del Este, Marcelo Gallareta, Gerente Comercial de SEMM Mautone dijo que desde el sanatorio nunca se trabajó atrás de un premio, sino que ese fue fruto de un trabajo sistematizado que han hecho en pos de mejorar la calidad. Remarcó también que existe hace siete años un departamento especializado en gestión de calidad dentro del centro de salud, donde se estudian, trabajan y mejoran los procesos y procedimientos, tanto de los usuarios como de los trabajadores, “la normatización de los procesos hace a la seguridad de todo lo que pasa en el sanatorio. El paciente sabe lo que tiene que pedir y el funcionario sabe lo que tiene que decir y hasta dónde puede llegar. Eso crea seguridades para todos lados. Es un ganar ganar” explicó.
“Trabajar en calidad es cambiar la cultura, y los cambios en la cultura llevan mucho tiempo, pero de a poco se van viendo. La gama de la calidad tiene muchas aristas, trabajamos sobre los pacientes internados, los pacientes afuera, los trabajadores, la gestión de los residuos, el uso de la tecnología, todo eso implica la gestión de calidad” dijo el gerente.
El premio fue entregado a las autoridades del centro médico el pasado 28 de noviembre en el Salón Azul de la Intendencia de Montevideo, después de una selección de más de 30 organizaciones de todo el país, que se inició en marzo.
Días antes el centro recibió el reconocimiento a “Mejores prácticas empresariales” por parte de DERES, una organización especializada en responsabilidad social. Este galardón se entrega a las organizaciones que cumplen con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.
Los ODS son 17 objetivos globales orientados a líderes mundiales y jefes de organizaciones, que buscan mejorar la toma de decisiones con metas que abarcan la esfera social, económica y ambiental. Dentro de estos objetivos se destacan: el fin de la pobreza, hambre cero, igualdad de género, trabajo decente, crecimiento económico, producción y consumo responsable y acción por el clima. El Sanatorio SEMM Mautone fue reconocido en la categoría Salud y Bienestar, que constituyen el tercero de estos objetivos.

Cuidar la calidad
“Es natural que cuando trabajas en calidad te supervise gente que no tiene nada que ver contigo, que mire tu trabajo y te diga objetivamente si vas bien o mal. En ese sentido estamos trabajando con las normas UNIT, que todos los años nos controlan” dijo Gallareta y agregó, “presentarse al Premio Nacional de Calidad fue simplemente para que objetivamente venga alguien, en este caso el INACAL, a controlarnos”.
El INACAL se creó con el fin de desarrollar acciones que promuevan, difundan y ayuden a implementar la llamada “Cultura de Calidad”, una cultura de trabajo que se orienta a buscar las mejores formas de llevar a cabo procesos dentro de las organizaciones. En este sentido se piensan los procesos en términos de maneras de trabajar, y no únicamente como cambios. El instituto se presenta como un agente para mejorar la competitividad de las organizaciones públicas y privadas de todo el país, es por eso que supervisa, destaca y también controla el funcionamiento de las mismas.Para Gallareta el fin del Sanatorio Mautone es seguir trabajando en calidad, “porque la calidad termina siendo lo más barato que hay, la no calidad es lo que sale caro. El fin es entregar el mejor servicio posible, con la mejor calidad posible y lo más humano posible” dijo.

El fin: los usuarios
Más allá de los premios recibidos, el reconocimiento más importante viene de la mano de los usuarios, que son quienes mes a mes deciden continuar o no utilizando el servicio. Gallareta dijo que los usuarios del sanatorio han respondido bien a los cambios realizados, pero que la demanda de mejora siempre se mantiene constante. “Por ejemplo, tenemos un tiempo promedio de espera de 45 minutos, a menos que sea una catástrofe. Sin embargo la gente nos sigue diciendo que quiere esperar menos, y tienen razón. Una vez que conseguimos algo y se lo presentamos a la gente nos piden más, por eso en calidad no paramos nunca y en la mejora de los servicios tampoco” explicó el gerente.
El SEMM Mautone se encuentra actualmente con reformas edilicias. Al reciente estreno de un centro policlínico se le suma: la construcción de un nuevo CTI en el tercer piso del centro ubicado en Maldonado; un nuevo sector de laboratorio automatizado; y una ampliación de la emergencia. Estas reformas se enmarcan en el Plan Director de Obras que tiene el centro médico hasta 2025.
El Gerente Comercial comentó que se sigue trabajando en nuevos sectores que se alineen con la norma UNIT, y dijo además que ya comenzaron a trabajar para conseguir la Joint Comission, una certificación internacional, de origen americano que da la organización con más experiencia en acreditación sanitaria a nivel mundial. Esta certificación se le da a los centros de salud que cumplen con un estándar de atención y de seguridad del paciente. “Conseguir esto es muy ambicioso” dijo y agregó “en Uruguay no hay hospitales que tengan esta certificación. No lo hacemos por el premio en sí, sino porque hemos visto que trabajando en calidad es todo mucho más fácil. Es muy fácil trabajar teniendo las normas claras en todos los sectores”.

 

Otros premiados

Por otro lado, otras dos organizaciones de Maldonado fueron premiados por el Premio Nacional de Calidad de INACAL. El Hemocentro fue reconocido con el Premio de Oro, por el Compromiso con la Gestión Pública. Y por su parte, la Unidad de Enlace Maldonado, Región Este, se llevó el premio de bronce en la misma categoría.

Contenido publicitario