lagunasauce1

En el curso de una conferencia auspiciada por la Intendencia de Maldonado sobre el manejo de los recursos hídricos de la zona, el experto israelí en la materia, Eilon Adar, recomienda la búsqueda de otras alternativas a la Laguna del Sauce para la producción y suministro de agua potable. A su juicio, también el agua de mar es susceptible de ser utilizada.

“Una de las alternativas es la desalinización. Sí, (en Israel) desalinizamos mucha agua. Y es muy económico. Por eso, una de las alternativas, si el agua de la Laguna del Sauce, en un futuro, no sea suficiente para suministrar a toda la población, tal vez, habría que poner énfasis en tratar el agua del Río de la Plata. No es tan malo. Nosotros ya lo hacemos”, dijo Adar.

De la conferencia participó también el intendente Enrique Antía, quien espera el resultado de un trabajo que elaborará Adar sobre la mejor forma de manejar el agua para consumo humano. A su juicio, las autoridades deberían construir depósitos para ir guardando agua potable como forma de enfrentar eventuales problemas de sequía, como el registrado este año.

Asimismo, dijo que la protección del recurso hídrico incluye el aspecto cultural, tomando como punto de partida la educación de los productores agropecuarios.

Para esto puso como ejemplo lo que sucede en Israel, donde los granjeros aplican moderna tecnología y educación para el manejo del recurso.

“En Israel tienen todo en un sistema computarizado. El riego, la salinidad, la cantidad, todo se controla por computadora. Por eso, una de las cosas fundamentales es que los granjeros sean personas educadas. Que sepan lo que cuesta tener el agua. Y no tienen más remedio que respetarlo ya que pagan cifras altísimas por el agua. Es todo una cuestión de educación, hasta en los países más desarrollados”; enfatizó.

Caro

Adar dijo que la experiencia israelí también alcanza el riego de los cultivos con agua salada. “En Israel han desarrollado brotes que pueden ser regados con agua salada y aún así crecer”, enfatizó. A su juicio, todos los actores de la comunidad, tanto públicos como privados, deben participar del manejo del recurso. “Todas las municipalidades, todas las industrias, deberían tener facilidades para tratar el agua. Es caro, pero estamos tratando de hacer lo posible para bajar los costos”, indicó.

En el caso específico de lo que ocurre con el recurso en Laguna del Sauce, Adar entiende que la solución al problema registrado este año llevará tiempo. A tal punto que solo el análisis durará no menos de un año. La solución será cara y que deberán adoptarse medidas de contingencia, advirtió.

Adar destacó que hay muchos aspectos positivos como la gran cantidad de información generada por los diversos ámbitos públicos que trabajan en la materia. También señaló que una vez procesada toda la información se podrá arribar a un modelo matemático que permitirá elaborar la mejor solución para el problema.

Recorrida

Mientras tanto, el intendente Enrique Antía saludó la presencia del experto israelí y habló del resultado que saldrá de su recorrida por la zona. “Recorrieron la cuenca de la Laguna del Sauce y sus afluentes. También visitaron la planta del lugar, La Capuera, entre otros lugares. Estudiaron, analizaron, y escucharon opiniones de los técnicos nuestros para tratar de colaborar y dejar su opinión técnica sobre los temas de Laguna del Sauce y el tema del agua que tanto nos importa”, explicó Antía al finalizar la conferencia.
El visitante forma parte del cuadro académico de la Universidad Ben Gurión. Su trabajo, llamado Mixing Cell Model, se utiliza en todo el mundo con el objetivo de determinar patrones de flujos de aguas subterráneas en sistemas acuíferos complejos. Durante el encuentro con la prensa, Adar destacó por su parte el trabajo realizado por OSE para monitorear el agua potabilizada.

El técnico dijo que durante su recorrida por la cuenca de la Laguna del Sauce se percató del impacto que genera la producción agrícola del lugar. “Es probable que los contaminantes están alcanzando a la laguna, quizá por las aguas servidas, pero quizá más que eso, por la actividad de la agricultura”, explicó.

Sobre este punto comentó que las precipitaciones de estas horas impactarán en el arrastre de los fertilizantes, los herbicidas o los pesticidas de los campos hacia el espejo de agua. “Esta es la parte mala”, señaló.

Adar se mostró optimista en encontrar la solución a la situación del agua de la laguna a partir de la participación de todas las partes involucradas en el problema. “Esa es la parte buena: Soy optimista de que esto puede ser manejable con nuestra experiencia, con la colaboración de la municipalidad, de ministerios, y también de la Universidad de la República”, afirmó.

En menos de un año la Intendencia de Maldonado se definirá de forma cuantitativa del problema. “Esto permitirá buscar una solución factible y aplicable para mejorar la calidad del agua en la laguna”, añadió.

Eliminar las nutrientes

El experto israelí coincidió con el informe elaborado en el año 2010 por el comité de cuenca de Laguna del Sauce. “La misma pasa por regular de dónde viene la contaminación. Una vez que se identifican estas fuentes y que se cuantifiquen podemos sugerir las soluciones más factibles. Sería difícil decir cómo eliminar los nutrientes que están llegando al agua”, afirmó.

Contenido publicitario