20150711_132835

La justicia penal continuaba este martes indagando al sujeto detenido por el homicidio de María Celia Zevallos, registrado el pasado viernes en su casa del barrio Scalone de Maldonado.
El sujeto de 39 años fue captado por la cámara de seguridad de La Casa de Naná cuando salía, garrafa al hombro, de la vivienda de la occisa alrededor de las 09:00 del viernes.
La misma cámara lo volvió a registrar cuando, horas más tarde, a las 16, se retiraba de la escena del crimen con dos puertas del interior de la casa.
Hay dudas respecto a la hora en que la mujer fue ultimada de un golpe en la cabeza. En los interrogatorios el detenido reconoció haber empujado a la dueña de casa, aunque no precisó a qué hora ocurrió el incidente.
La Policía no pudo dar con el paradero del comprador de la garrafa y de las dos puertas robadas del chalet de la víctima.
El detenido por este caso es un conocido chef de la zona que vive desde hace tiempo en situación de calle. Su adicción a la cocaína le hizo perder su trabajo y luego a su familia. El sujeto habla cinco idiomas y se desempeñó como jefe de cocina de un complejo hotelero de lujo y de otros reconocidos restaurantes de Punta del Este. Inclusive es propietario de un apartamento en la zona por lo que recibe 17 mil pesos mensuales. La renta se le entrega a su madre para que mantenga a dos hijas de su anterior matrimonio.

Caso Lucía
En tanto, la jueza Rossana Martínez aguarda el resultado de varias pericias solicitadas en el caso de la muerte de Lucía Díaz, ocurrida en la noche del jueves o la madrugada del viernes pasado.
El celular de la joven, que su padre había traído de España, no fue ubicado. Sí su tableta, que fue enviada al laboratorio para ser revisada. Los investigadores esperan que el contenido de los mensajes de Lucía permita aportar algún detalle del caso. Además, fueron enviados varios elementos, entre ellos el pañuelo con que fue ahorcada. Se espera que los análisis de ADN permitan identificar al autor de su muerte.

 

Contenido publicitario