carcelDía tras día, la Policía de la zona ve recompensados sus esfuerzos con la aprehensión de sujetos de ambos sexos dedicados a sobrevivir por medio de actividades ilegales. El parte policial dela víspera dio cuenta de la captura de más individuos del bajo mundo vernáculo, que ahora pasarán a residir un tiempo en el refugio de Las Rosas, donde tendrán cama y comida asegurada.

Efectivos de la Brigada de Hurtos de Seccional Primera detuvieron a dos sujetos en las últimas horas. Los agentes se hallaban patrullando en camino Benito Nardone, cuando observaron a dos individuos que iban caminando y que al ver al móvil policial se dieron precipitadamente a la fuga.
Ambos tomaron direcciones diferentes, pero uno de ellos se descartó de una mochila e ingresó a su vivienda, ubicada en Cerro Pelado, por lo que el agente policial que lo seguía lo invitó desde afuera a que se entregara. El prófugo accedió y fue trasladado a la Seccional Primera. Más tarde, se presentaron dos mujeres para radicar denuncias de hurto en sus comercios respectivos. A una de ellas le sustrajeron una remera y a la otra un set de autos de juguete.
Los agentes inspeccionaron la mochila recuperada y localizaron allí ambos efectos, que fueron devueltos a las denunciantes.
Luego el caso pasó a la Sede Penal de Décimo Turno, cuya titular dictaminó el procesamiento con prisión de Gustavo Fermín Pérez Alberto, de 32 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de dos delitos de Hurto en calidad de autor. Su cómplice está siendo buscado.

Elementos publicitarios

La Policía de la seccional duodécima de La Barra también logró atrapar a un inmoral de los que cada día engrosan la estadística en el rubro “robos de bagatela”.

El sujeto había perpetrado un hurto hace unos días. Un ciudadano se presentó en dependencias de la seccional y denunció que le habían sustraído varios efectos que tenía en la vereda de su local comercial, entre ellos, tachos con el logo de una gaseosa, chapas con el logotipo del producto y una damajuana.
Después de recabar información los policías actuantes se dirigieron al domicilio de un sospechoso, que no pudo ser ubicado. No obstante, el individuo se presentó un rato después en la comisaría. Indagado sobre el caso declaró haber sustraído los efectos y dijo que los vendió por $ 2.200 a una casa de antigüedades de las inmediaciones.
Más tarde, la Policía detuvo a una pareja, propietaria del local de antigüedades, para esclarecer el hecho. Finalizados los obrados y elevados a la sede penal de Décimo Turno, la magistrada dispuso el procesamiento sin prisión bajo caución juratoria del masculino de iniciales N.M.P.S, de 24 años de edad, carente de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de Hurto en calidad de autor.

Manoseo

Por último, la Jefatura dio cuenta del encarcelamiento de un sujeto de avanzada edad que se propasó con una niña aprovechando la ausencia de sus padres. El hecho se conoció cuando poco después de las diez y media de la noche del pasado viernes 23 una señora fue derivada por un móvil policial a la Unidad Especializada en Violencia Doméstica. En esa oportunidad, la mujer presentó denuncia escrita en representación de su hija menor de 9 años de edad, contra un hombre al que acusó de presunto abuso hacia la menor.
La denunciante expresó que en momentos que la niña se encontraba sola en la vivienda, el denunciado ingresó a la casa aprovechando ser conocido de la familia y la manoseó.

El caso pasó a manos de la justicia que, habiendo comprobado el hecho dispuso el procesamiento con prisión de Isidro Moreira Vázquez, de 67 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de Atentado Violento al Pudor.

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

Comments are closed.