Siguen las rapiñas; en una de ellas el delincuente apuntó con un arma a un menor

Una panadería de la calle Caracara recibió en la tarde del miércoles la visita de un individuo, que amenazando con un arma de fuego se llevó el cajón de la caja registradora que contenía 5.000 pesos uruguayos. Como casi todos los que se dedican a este tipo de atraco, se retiró del lugar en una moto.
La otra rapiña sucedió cerca de las 19 horas cuando un delincuente llegó a un comercio ubicado en calles Maria Manduy y Agapito Paraberá y amenazó con un arma de fuego a un menor de edad que se encontraba en el lugar. Exigió la recaudación y se llevó 500 pesos, una computadora del Plan Ceibal y un celular. Se investiga.

Contenido publicitario