motos2Una vez más los patrullajes que realiza la Policía de Maldonado dieron sus frutos y permitieron la recuperación de un moto hurtada. En el último caso registrado, los efectivos ya tenían el vehículo guardado cuando el dueño fue a denunciar su desaparición, cosa que ocurre con cierta frecuencia.

Todo comenzó en horas de la madrugada del lunes, cuando efectivos del Grupo Especial de Patrullaje pasaban por la esquina de las calles Lavalleja y San Carlos y observaron una moto Baccio, modelo Px, ocupada por dos conocidos visitantes de la seccional primera.
Al percatarse de la presencia policial, los individuos emprendieron la fuga y fueron perseguidos a todo trapo por el patrullero. Así siguieron varias cuadras en el juego del gato y el ratón hasta que los sujetos llegaron al cruce de las calles Sarandí y Cervantes, abandonaron el vehículo y continuaron su huida “pie a tierra”, según el parte policial. Pero uno de los ocupantes fue detenido al poco rato y derivado a la Seccional Primera.
Prácticamente a la misma hora en que se producía la persecución, un ciudadano comparecía en la unidad policial para denunciar que alguien le había robado una moto Baccio Px color azul y negra, que estaba en el patio de su domicilio. Era la misma que la Policía estaba recuperando en el operativo.
El detenido resulto ser Cristopher Alexander Báez Mieres, de 26 años de edad, poseedor de antecedentes penales. Puesto a disposición de la justicia fue procesado con prisión por la comisión de un delito de Hurto Especialmente Agravado.

Armado

Por otra parte, un individuo carolino con antecedentes penales fue enviado a prisión al ser detectado en la vía pública armado con un revolver. Todo ocurrió el pasado domingo 19 de octubre, pasadas las tres de la tarde, cuando efectivos de la Dirección de Investigaciones identificaron a una pareja que circulaba en actitud sospechosa por la calle Soler.

Ambos eran poseedores de antecedentes penales y tras ser registrado la Polici ahalló que el sujeto tenía oculta entre sus ropas una pistola calibre 22 marca Phoenix Arms, que contaba con un cargador y 15 municiones sin detonar.

Ambos fueron llevados a la comisaría y el arma fue incautada. Como es de estilo, los agentes solicitaron datos de la pistola al Servicio de Armamento del Ejército y averiguaron que se encontraba registrada a nombre de un ciudadano del departamento de Flores. No obstante, no había denuncia de hurto ni de extravío.
Realizadas las coordinaciones pertinentes, la Jefatura de Policía de Flores indagó al titular del arma en cuestión, quien dijo que la había vendido en el año 2010 a un individuo de Maldonado, que no fue ubicado.
Las actuaciones policiales fueron elevadas a la Sede Penal del Juzgado de Cuarto Turno de Maldonado, cuya titular dispuso el procesamiento y prisión de Martín Diperna Archiprete, de 38 años de edad, imputado de un delito previsto en el Art. 141 de la Ley 17.296. Esta norma castiga con prisión a quien “portare un arma de fuego habiendo recaído sobre su persona sentencia condenatoria ejecutoriada”.

 

Contenido publicitario