“Sin torta no hay cumple”, un proyecto voluntario y solidario que nació en el barrio de Lanús de Buenos Aires de José Bouchard se trasladó ahora al Uruguay y se está desarrollando en Maldonado. Bouchard comenzó su tarea cuando vio la necesidad de festejar los cumpleaños de algunos niños desfavorecidos por la fortuna y decidió juntarse con amigos para atenderlos. Ahora “Sin torta no hay cumple” festeja aniversarios en escuelas, merenderos, caif y otras instituciones de la zona.
Adriana D’Alvora es repostera y da cursos en el exterior. En uno de sus cursos en Argentina conoció a Bouchard, que la invitó a sumarse al proyecto. Según contó a Correo de Punta del Este, cuando fue invitada la idea le pareció fantástica, “me prendí enseguida”. D’Alvora trajo el proyecto a Uruguay y es actualmente la referente nacional y, además, la referente para el departamento de Maldonado.
“Sin torta no hay cumple’ busca que cada niño, en el día de su cumpleaños, sin importar su situación económica y social, pueda tener su torta, pedir los tres deseos y compartirlo con sus amigos” explicó la repostera.
El proyecto funciona actualmente en ciudades de todo el país, donde reposteras, reposteros y decoradoras trabajan de forma voluntaria con donaciones. En todo el país hay 35 referentes locales. Cada ciudad tiene su propio referente que trabaja con un grupo de reposteros. Cada uno crea un grupo de trabajo y se encarga de crear los contactos con merenderos, escuelas o instituciones a los que concurren los chicos.

Tortas
En Maldonado el proyecto se desarrolla en siete merenderos, dos de los cuales trabajan en doble horario. Funciona en el centro Los Zorzales, en San Carlos; en el caif Luna Roja, en Maldonado; en los merenderos Despertar abriendo conciencias y Dionisio Diaz, en Maldonado Nuevo; en un merendero del Barrio Esperanza; uno en el barrio Mario Benedetti y en el barrio Odizzio, donde una señora llamada Ana abrió su casa para crear un merendero que atiende a 10 niños.
Además referentes del proyecto van a festejar cumpleaños a merenderos que están en casas, iglesias, escuelas rurales y escuelas que se encuentran en barrios carenciados. Según D’Alvora, hay referentes que también van a las cárceles, donde madres privadas de libertad tienen a sus hijos consigo.
Hay lugares en los que los cumpleaños se festejan una o dos veces al mes, por la cantidad de niños, y otros, como el merendero de Maldonado que tiene 10 niños, en el que se festejan cada día de cumpleaños.
D’Alvora contó que el equipo de trabajo de Maldonado calcula que para este año se festejen 390 cumpleaños en la zona. Actualmente hay confirmados 6.000 niños en todo el país que tendrán su festejo gracias a este proyecto, y se espera que para fin de año sean 10.00 los festejos realizados. “Hay referentes que todavía no han comenzado a trabajar” dijo, por eso aún hay cumpleaños sin agendar.

Donaciones
La idea inicial del proyecto era donar la torta; sobre el punto D’Alvora contó que el objetivo se superó: “la mínima unidad que regalamos es la torta, pero la generosidad de las personas que se involucran con el proyecto ha llevado a que no solamente se lleve la torta, sino que también armamos una linda mesa con cupcakes, galletitas, trufas, sorpresitas y decoraciones. Hacemos un cumpleaños a la hora de la merienda”.
La materia prima con la que trabajan los voluntarios de es toda donada. El proyecto acepta ingredientes y artículos de decoración, pero no acepta donaciones de dinero bajo ningún concepto. Tampoco se acepta la colaboración de grupos o partidos políticos; según D’Alvora, se vela por la transparencia del proyecto. Para realizar donaciones se debe contactar a los referentes por medio de la web: www.sintortanohaycumpleuruguay.com o por Facebook en “Sin torta no hay cumple” Uruguay. Allí también se pueden ver fotos de los festejos y las donaciones realizadas.