Desde ayer domingo, los comercios solo podrán vender o entregar las bolsas plásticas biodegradables o compostables certificadas, o las bolsas de plástico reciclado que contengan la constancia de cumplimiento.
Por lo demás, esas bolsas deberán ser cobradas a un precio mínimo de $4, cuestión de desalentar su uso de todos modos.
Ayer entró plenamente en vigencia la Ley N° 19.655, que obliga a los comercios a entregar únicamente bolsas plásticas biodegradables o compostables debidamente certificadas. Por lo demás, los consumidores deberán exigir que cumplan esos requisitos destinados a que las bolsas sean inocuas para el medio ambiente, especialmente para la fauna marina.
La norma previene que la venta o entrega a cualquier título de bolsas plásticas que no cuenten con la certificación y/o logo correspondiente es considerada una infracción grave. También los es la entrega gratuita de bolsas plásticas, por lo que en ambos casos corresponde aplicar una multa mínima de 50 Unidades Reajustables.

Precio libre
El precio mínimo al que deberá cobrarse cada bolsa es de $3,3 + IVA o sea 4 pesos. El precio que se ajustará anualmente de acuerdo con el valor de la UI del primer día hábil del año correspondiente. No obstante, cada comercio podrá cobrarla al precio que desee, siempre y cuando sea mayor al precio mínimo fijado.
Las nuevas bolsas certificadas deben contar con un logo identificatorio, conteniendo además la siguiente información: razón social de fabricante/importador; país de origen; N° de lote; y fecha fabricación. Lo mismo las bolsas de plástico reciclado con espesor mayor o igual a 100 micrómetros, aunque cambia el logo.