agua

El director de la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE (UGD), Miguel Corbo, aseguró ayer que se registraron problemas de turbiedad en el agua en la zona de Cerro Pelado; no obstante las dificultades ya fueron superadas, destacó.

En un reportaje concedido ayer a FM Gente, el jerarca explicó que el problema se debió a diferencias de presión en la terminal de la zona. El personal de la UGD comenzó a trabajar de inmediato para resolver el inconveniente y pronto todo quedó arreglado por lo que el ente ni siquiera recibió denuncias de irregularidades en La Capuera.

Varios oyentes de la emisora sí habían asegurado que había problemas de abastecimiento de agua potable en la zona de Cerro Pelado. Corbo explicó lo que ocurrió: “Pasó que las válvula reductoras que tenemos ahí, en Cerro Pelado, se salieron de rango y empezaron a emitir presiones que no son las normales. Y por eso empezó a aparecer agua de arrastre en las tuberías y por eso son los colores que aparecen en algunas de ellas”, señaló.
Se trata de “válvulas electrónicas que están reguladas para determinadas presiones según la cañería que va para determinada zona. Y ayer (lunes), temprano de la tarde y noche, se salieron esas regulaciones, se modificaron, Y nuestro personal enseguida recibe las alarmas correspondientes y se fueron allí a regularlas”, agregó.

Purgando
El jerarca indicó que “es un trabajo muy arduo, porque hay que regularlas en un momento de muy baja presión y además dejarlas en funcionamiento con una presión acorde para cuando se reponga el consumo”. Según dijo, “a medida que aumenta el consumo, la presión es mayor y eso produce los arrastres correspondientes. Pero no hay roturas. Solo hay el desfasaje que tuvieron esas regulaciones”, aclaró.
El problema es similar al que se produce cuando se rompe un caño, pero está “en vías de solución”, agregó.
“Se está purgando todo este problema de ahora. Además, estamos con un programa de purgas desde hace bastantes días. Hemos recibido alarmas de Punta del Este, de Piriápolis. En Piriápolis tenemos una cantidad de cortes. Estamos conectando toda la red nueva que construimos. Y se están haciendo purgas, y por eso hay bastante agua en la calle, para tratar de sacar todo lo que ha ido quedando con los trabajos o con los arrastres que se produjeron, como el de anoche”, precisó.
Cobo aclaró por lo demás que no hay reclamos registrados desde La Capuera respecto a que haya “turbiedad o arrastre”.

Contenido publicitario