sunnyisles

Sol, playa e impresionantes rascacielos: un vistazo a la nueva “hermana” de Punta del Este

Por Florencia Sáder. Sunny Isles Beach es una ciudad del sur del estado de la Florida .Tiene veintidós mil habitantes y forma parte del condado de Miami- Dade. Al norte de Miami Beach, su vecina del sur, la famosa avenida Collins recorre ambas ciudades como una suerte de columna vertebral. A un lado y otro de esta arteria de tránsito se levanta esta hermosa ciudad. Tan joven, tan pujante.

Tiempo atrás, Sunny Isles firmó un acuerdo de intercambio y cooperación con nuestra Punta del Este. En los últimos días, una delegación del Municipio de Punta del Este viajó a los Estados Unidos para ratificar el citado acuerdo y asistir a las celebraciones de los veinte años de la creación de la ciudad de Sunny Isles Beach. Los festejos incluyeron diversos eventos para la comunidad en parques públicos y culminaron con un impresionante show de fuegos artificiales sobre el mar.

Economía

Sunny Isles tiene como motor de su economía al desarrollo inmobiliario de lujo. A diferencia de lo que ocurre en nuestro departamento, el argumento para definir esta estrategia no está basado en la necesidad de mantener ocupados a los obreros de la construcción, allí no constituyen un grupo de presión.

“Es la ciudad más bonita del condado de Miami-Dade”, me dijo un chofer de Uber, de nacionalidad cubana, cuando me trajo de vuelta al hotel donde me hospedé en esa ciudad. Volvía de visitar Wynwood, barrio famoso por sus murales callejeros y sus galerías de arte. Un tema que me apasiona y que compartiré con ustedes en una próxima columna.

Sunny Isles Beach tiene, según palabras de su alcalde George “Bud” Scholl, impuestos más bajos que otras ciudades de Miami. Esta se queda con el diez por ciento de lo recaudado del “property tax”, el equivalente a nuestra contribución inmobiliaria. El noventa por ciento restante va al condado de Miami- Dade. Esto si es casi un calco de lo que ocurre con nuestra Punta del Este que aporta casi la totalidad de los recursos municipales que se generan en nuestro departamento. Sunny Isles tiene la facultad de otorgar los permisos de construcción, los que se votan en las sesiones del concejo. Éste, al igual que los concejos de nuestros municipios, está compuesto por un alcalde y cuatro concejales.

La ciudad se ve pujante. En los últimos años se concretó una importante inversión en infraestructura, seguridad, creación y acondicionamiento de espacios públicos. Desde su fundación, ocurrida veinte años atrás, se crearon once plazas. También se definió la elaboración de un master plan urbanístico. Más recientemente se contrató a una consultora internacional para la elaboración de un master plan cultural. Éste último tiene como cometido darle contenido y sentido de comunidad a la ciudad, teniendo en cuenta las diferencias culturales y socioeconómicas de sus habitantes.

En Sunny Isles Beach, además de los ciudadanos norteamericanos que allí residen, hay una gran presencia de rusos, canadienses y latinoamericanos de distintas nacionalidades, especialmente brasileños, venezolanos y argentinos. La ocupación en los lujosos edificios frente al mar, no supera el veinte por ciento a lo largo del año.

El precio de venta de algunos de los proyectos premium, muchos de los cuales llevan el nombre de reconocidas marcas internacionales, como Porsche, Armani, Fendi, Ritz-Carlton, promedia los quince mil dólares el metro cuadrado. Este es lo que cuesta vivir en algunos de los esbeltos condominios  sobre la primera línea de la playa. Los terrenos antes ocupados por moteles para un público de bajo nivel adquisitivo, -de los cuales todavía hay algún ejemplo como el Sahara Motel, testimonio de tiempos pasados-, fueron reemplazados por edificios encargados a los más destacados estudios de arquitectura a nivel mundial, entre los que se cuentan: Herzog y De Muron, Axioma3, Pelli Clarke- Pelli Architects, Revuelta Architecture, Kobi Karp y el uruguayo Carlos Ott, entre otros.

La ciudad recibió en los últimos años una inyección de fondos de los millonarios desarrollos inmobiliarios. Esto se nota en los servicios de muy alta calidad que provee a sus residentes. Entre ellos un colegio público con unos dos mil doscientos alumnos. Una línea de bus gratuita que hace un recorrido por la ciudad parando en todos los puntos importantes con modernos vehículos que recorren los kilómetros que le corresponden de playa. Varios edificios gubernamentales entre los que se encuentra un centro comunitario en el que pude ver un banco de plaza de moderno diseño que mediante un panel solar provee energía para los cargadores de celulares. “Este banco es también una suerte de Gran Hermano”, me dijo una de las concejales, cuando me detuve a observarlo. “Tiene un dispositivo que cuenta la cantidad de celulares, por ende personas, que pasan enfrente”.

 

Un instrumento legal que promueve la transparencia

La ciudad se divide al este y al  oeste de la famosa avenida Collins. Al este de esta vía de tránsito están los condominios y hoteles en altura en primera fila sobre el mar. Al oeste el resto de la ciudad con edificaciones más bajas y casas, algunas de ellas sobre los canales internos. La mayoría de los residentes permanentes viven en esta zona.

Para mantener zonas verdes destinadas a espacios públicos, la ciudad desarrolló lo que se denomina  TDR, “Transferable Development Rights”,  que se puede traducir como “Derechos Transferibles de Construcción”. Mediante este instrumento, se pueden dividir y por ende vender los metros cuadrados que se podrían construir en un lote de la zona oeste, de acuerdo a la ordenanza de construcción actual a un desarrollo de la zona este. Al hacer esto la tierra que vendió sus derechos se transforma en un parque o espacio público, en el cual ya no se puede construir. De esta manera el propietario del lote que los adquirió puede construir más metros cuadrados de los inicialmente asignados. Esta práctica resultó muy lucrativa para la ciudad. E instrumental para la creación y preservación de espacios verdes en una ciudad bajo constante presión de los desarrollistas inmobiliarios.

 

Después del boom inmobiliario, los desafíos de una joven ciudad

Como parte de la delegación del Municipio de Punta del Este tuve la oportunidad de entrevistarme con el alcalde y las concejales, así como con los profesionales rentados, el “City Manager” o Gerente de la Ciudad y la Directora de Cultura y Servicios Comunitarios. Todos ellos fueron muy generosos en contestar las preguntas que les hice acerca del funcionamiento de su ciudad. De estas conversaciones quedó claro que hay una visión en común de excelencia para Sunny Isles Beach,  además de varios desafíos por delante.

La diversidad cultural y socioeconómica de los habitantes que trajo el importante desarrollo inmobiliario de los últimos años plantea un importante desafío a la hora de crear el sentido de comunidad y pertenencia. Los desarrollos inmobiliarios en la primera fila sobre el mar se irán enlenteciendo a medida que se vayan ocupando los terrenos. Consolidando de esta manera dos aspectos bien diferentes de la ciudad: el ultra lujoso del este por la cual la ciudad se ha hecho famosa a nivel internacional, y la zona oeste de niveles más accesibles donde vive la mayoría de la población permanente, y por ende el grueso de los votantes.

Así el gobierno de la ciudad de Sunny Isles tiene como principal desafío atender a estos dos públicos bien diferentes. Y lo lleva adelante apostando a la excelencia de los servicios, la inversión en infraestructura y la seguridad. Ellos ponen un especial énfasis en la comunicación constante con la población mediante varias vías, como ser un newsletter mensual que le llega por correo a cada persona registrada como residente. A esto se suma una actualizada página web, una presencia constante en las redes sociales, una revista trimestral y las periódicas audiencias públicas para tratar temas de interés de la población. Las sesiones mensuales del concejo son emitidas en un canal de cable de la ciudad. En un esfuerzo por promover la transparencia, la página web de la ciudad tiene un acceso directo a un archivo de los videos de todas las sesiones.

Como concejal y empresaria inmobiliaria, fue para mi un privilegio conocer una ciudad administrada con tanto profesionalismo. Espero que con este acuerdo de cooperación e intercambio, ambas ciudades encuentren en la otra una aliada y una amiga para poder superar los desafíos que ambas tienen que enfrentar en años venideros. Estoy segura que así será. Muchas gracias Sunny Isles Beach por la generosa invitación.

Contenido publicitario