Susana Hernández, expresidente del FA explicó por carta las razones de su renuncia

 

En una carta que hizo llegar a sus compañeros de la fuerza y también difundió a través de la red social Facebook, la escribana Susana Hernández explicó hoy, finalmente, las razones que la llevaron a abandonar su cargo como presidente de la Mesa Política del Frente Amplio. Según la misiva, las fricciones en la interna de la fuerza ya habían llegado al extremo de “afectar la salud, las relaciones personales” e incluso las “laborales” de las partes en pugna.
El pasado 9 de julio, en un “escueto comunicado”, Hernández había anunciado su decisión “indeclinable” de abandonar la presidencia de la fuerza, a pesar de lo cual, la mesa Política decidió solicitarle que días más tarde que reviera su decisión. Pero Hernández la mantuvo y hasta ahora solo había trascendido que decidió retirarse por motivos “personales”. Todo cambió con la misiva dada a conocer en la víspera.
“Siento la obligación de explicar el motivo de mi renuncia, ya que accedí a la Presidencia del FA Departamental por el voto y la confianza de muchas y muchos frenteamplistas que ratificaron su confianza aun después de presentada la misma”, dijo la dirigente.
“La buena voluntad, el compromiso, la dedicación no son elementos suficientes para representar a esta, nuestra Fuerza Política, se necesita también: 1) la construcción colectiva de la confianza, entre todos los niveles de la estructura, 2) generar la agenda común y cumplir con la misma a partir del plan político que a pesar del esfuerzo fue imposible concretar y 3) generar los espacios para la discusión, la confrontación de las ideas, para luego salir con una sola voz, por lo menos en los temas comunes. Ninguno de esos puntos se lograron”, manifestó.

Complicaciones
“Creí que mi aporte iba a estar orientado a ser la administradora de nuestras diferencias, por ser esta nuestra principal fortaleza, a pesar de mis esfuerzos, no lo logro”, dijo Hernández.
“El camino (desde mi visión) se debe transitar con compañerismo, con respeto, ….. porque para mí esa es la política …. la utopía (es la) de construir un mundo mejor en base a relaciones armoniosas, de respeto y cuando ésta se pierde, naturalizando relaciones violentas, opinando unos por un lado, otros por otro, complicando la tarea en vez de facilitarla; comenzando a afectar la salud, las relaciones personales, laborales, es momento de abandonar, de cambiar el rumbo. Por suerte lo nuestro no es un tema de personas, es un proyecto que se construye con el aporte de nuestras bases, de nuestros grupos”, aseguró.
“Nunca había dejado un compromiso por difícil que fuera su tarea sin concluir, pero a diferencia de otras veces, esta vez no logré mi principal objetivo de campaña ‘trabajar por un Frente Amplio que mantenga su diversidad y que las diferencias solo nos hagan más fuertes. A buscar los espacios de discusión para lograr consensos y luego cumplir el mandato supremo de las decisiones tomadas en forma colectiva por nuestra fuerza política. Actuar como vocera y representante del Frente Amplio de Maldonado en general y no de un grupo o sector en particular’”, afirmó.
“Cuando uno no logra concretar lo que la hizo acceder al lugar, este se debe dejar. La militancia se puede hacer desde otro lugar, cada día, en la calle, con los vecinos, en nuestras organizaciones personales; como lo he hecho desde marzo de 1986, cuando éste, mi Frente Amplio, me recibió y en el que seguiré. Nos encontraremos valorando avances, renovando utopías, reconociendo errores y cuanto falta … y por el cuanto falta es que seguimos caminado juntas, juntos. Afectuoso abrazo Susana”, concluyó el mensaje.