El candidato presidencial Ernesto Talvi, del Partido Colorado, hizo referencia a los problemas económicos que va a enfrentar el gobierno que entre en funciones el 1º de marzo próximo y formuló un pensamiento con aire de vindicta anticipada: “Yo hay veces que pienso, de verdad, ojalá gane el Frente Amplio y que tengan que arreglar el lío que van a dejar ellos; que lo arreglen ellos porque sino tenemos que venir siempre nosotros a arreglar los entuertos”. Talvi formuló estas apreciaciones durante una exposición ante empresarios y dirigentes políticos organizada por Somos Uruguay.
El candidato colorado criticó de esta manera a la situación económica y productiva que heredará el próximo gobierno a causa de lo que consideró “errores” del Frente Amplio. Normalmente, la oposición ha cuestionado la gestión económica por su alto nivel de gasto público y déficit fiscal.
Al avanzar en su presentación, el economista cuestionó al exprecandidato del Frente Amplio y también economista Mario Bergara, quien días atrás dijo que cuando Talvi manejó la política monetaria del país, a principios de la década de 1990, la inflación no había bajado de 45%.

Altri tempi
Durante el gobierno de Luis Lacalle Herrera, quien heredó una inflación de 129%, Talvi se ocupó del Departamento de Política Económica del BCU, que dirigía Ramón Díaz. El país aún no se reponía a la debacle de la crisis de la deuda mexicana de 1982, que impuso una gigantesca devaluación del peso frente al dólar. El gobierno de Sanguinetti (1985-1989) había optado por una solución “gradualista” para superar la crisis. Pero la superación llegó con la motosierra, entre el 1990 y 1995, gracias a un gran ajuste del gasto público y la lucha contra la inflación impulsada por Lacalle con el consejo del FMI. Como suele suceder, la población no se percató en absoluto del enorme progreso, porque el nivel de vida en general no mejoró para gran parte de la clase asalariada.
Hablando del tema, Talvi dijo que Bergara “hizo comentarios que no son apropiados a alguien de la estatura, de la formación, del nivel y la posición a la que aspira el economista Bergara”. Al respecto, recordó que en ese período de gobierno se logró bajar la inflación de 130% a 45%. “Desde 1991 solo bajó (la inflación) hasta llegar a un dígito, que fue lo que heredó el Frente Amplio”, añadió. Ese logró se celebró durante el segundo gobierno de Sanguinetti, cuando Luis Mosca dirigía el ministerio de Economía.
El candidato también hizo referencia a las últimas encuestas que lo dan creciendo y acercándose al Partido Nacional en intención de voto. En ese sentido, dijo que su idea es que el próximo gobierno de coalición debe ser entre pocos partidos, por lo que pidió a la ciudadanía que vote a los “partidos establecidos” y no a las nuevas formaciones.
En cuanto a Bergara, comentó que “cuando un partido siente que puede perder el poder y por ende sus posiciones de privilegio, entonces se pierden los modales y a veces también la dignidad. Nosotros no la vamos a perder”.

No lo creo
Mientras Talvi hablaba en Montevideo, el candidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou estaba de visita en Artigas junto a Beatriz Argimón. Consultado acerca de los dichos de Talvi sobre su deseo de que ganara el Frente Amplio para que tuviera que “arreglar el lío que van a dejar”, el presidenciable blanco respondió espontáneamente: “Pah, me cuesta creer que haya dicho eso, no quiero desconfiar de nadie, pero no creo que haya dicho eso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre