aceitereciclajeCon la instalación, en una primera fase, de 16 contenedores distribuidos en Maldonado, Canelones y Montevideo, Alcoholes del Uruguay y la empresa COUSA procuran reciclar 60.000 litros de aceite de frituras por año en una cantidad similar de biodiesel. “Si se logra alcanzar esa cifra, también se evitaría la contaminación 60 millones de litros de agua”, destacó el gerente de la Unidad de Negocios de Oleaginosos y Derivados, Nicolás Ferrari.

Alcoholes del Uruguay S.A. (ALUR), en coordinación con la empresa productora de aceite COUSA, se encuentran en proceso de instalación de 16 contenedores para la recolección de aceite usado en frituras domésticas.
En la capital se avanza en la ubicación de diez contenedores y en el reparto de los recipientes individuales para cubrir una población de 40.000 habitantes en los municipios A, B, C, CH y F, que abarcan los barrios de Cerro, La Teja, Capurro, El Prado, Centro, Cordón, Punta Carretas, Pocitos y Flor de Maroñas.
“Estamos muy satisfechos con el desarrollo del proyecto”, expresó el gerente de la Unidad de Negocios de Oleaginosos y Derivados de ALUR, Nicolás Ferrari. Según informó, hasta la fecha se recolectaron 600 litros de aceite doméstico usado.
Ferrari señaló que las expectativas de la empresa del grupo ANCAP es alcanzar un promedio de aceite recolectado de un litro por habitante, por año. “Con todos los recolectores de la primera etapa instalados prevemos obtener 60.000 litros de aceite doméstico por año”, sostuvo. “Si tenemos en cuenta que un litro de aceite usado en frituras contamina hasta 1.000 litros de agua, podremos evitar contaminar 60 millones de litros de agua”, destacó.

Transporte colectivo
Asimismo, explicó que “con el biodiesel obtenido del aceite de frituras se produce un combustible de segunda generación —producido con residuos—. Por cada litro de aceite recolectado se obtiene un litro de biodiesel, por lo que podemos llegar a pensar en incorporar 60.000 litros de biodiesel por año”, dijo Ferrari.
El funcionario explicó que ALUR recibe los aceites para reciclar en la planta de biodiesel en Capurro y, luego de su procesamiento, entrega el producto a la ANCAP. La petrolera estatal mezcla el biodiesel hasta en un 7 % con gasoil y el combustible obtenido se comercializa en las estaciones de servicio del país.
Ferrari informó, además, que ALUR trabaja con la empresa CUTCSA para que ésta logre utilizar hasta un 20 % de biodiesel en su flota de 1.000 ómnibus.
“Ya son 100 los ómnibus circulando por Montevideo movilizados con un 20 % de biodiesel, con excelentes resultados de funcionamiento y una reducción de entre 15 y 20% de las emisiones de efecto invernadero”, indicó.

 

Contenido publicitario