playa10

El primer mes del año culminó auspiciosamente para Punta del Este de la mano del regreso de los visitantes argentinos y la fuerte presencia de uruguayos y de paraguayos. En los hechos, la península comenzó en esta temporada con un nuevo paradigma en cuanto a sus clientes de verano.

Los brasileños, que dieron vida al balneario durante muchos años, faltaron con aviso. La devaluación brasileña impactó en la llegada tanto de paulistas como de los gaúchos, habitués del balneario desde hace más de una década. En cambio, los operadores aseguran que este verano regresó la clase media alta argentina. La cotización del dólar y del peso del vecino país ayudaron, junto con el cambio de gobierno, a que los visitantes volvieran a Punta del Este.

“Volvió el argentino. Esto nos deja muy contentos. Sobre todo volvió el propietario argentino. Muchos de ellos no estaban viniendo en los veranos anteriores a Punta del Este. Ahora están con nosotros. Por primera vez en muchos años vemos a los diarios argentinos hablando bien de Punta del Este”, dijo Andrés Jafif, alcalde del balneario.

El jerarca también lamentó la falta de los brasileños, que habitualmente copaba la zona a fin de año, pero dijo que “el uruguayo sigue siendo una ayuda para tener veranos fuertes en Punta del Este. La llegada de los compatriotas se está dando desde hace unos tres años. Este es un enero que nos deja muy contentos y satisfechos”, agregó Jafif.

Buen trabajo

Según el alcalde, “el aumento de los turistas argentinos compensó la menor presencia de brasileños en cantidad aunque no en calidad de gasto. Esto lo evaluaremos una vez que culmine la presente temporada de verano”.

El alcalde sostuvo que el ámbito hotelero y gastronómico trabajaron muy bien. También el comercio en general se benefició. Lo contrario ocurre con el sector inmobiliario, que cada verano sufre una caída estrepitosa en su actividad.

Los arrendamientos vienen siendo golpeados por el informalismo y la aplicación de las nuevas tecnologías.

Lo positivo de enero en general fue el gran movimiento cumplido en los primeros días del mes “impulsados por los dos fines de semana de Navidad y de Fin de Año que generaron una fuerte presencia de turistas. Esto continuó parejo durante todo enero. El año pasado en la segunda quincena de este mes hubo un vacío importante. En cambio ahora veo una constante de gente, que sale a pasear por Gorlero hasta altas horas de la noche. Algo que ocurre por la presencia de los argentinos”, dijo Jafif.

Entre lo negativo, el alcalde indicó que es imperioso mejorar mucho en tránsito. “Eso nos reclaman los propietarios y los turistas. Se está corriendo mucho, se comprueban excesos de velocidad. Hay que mejorar un poco también la higiene en determinados lugares. Esto lo estamos aprendiendo y el año que viene lo tendremos mucho más aceitado”, explicó Jafif.

Perspectivas

El hecho de que el feriado de Carnaval caiga en la primera quincena de febrero mantiene esperanzados a los comerciantes. “Pero hay que tratar de apoyar a la segunda quincena con eventos y algo diferencial que transforme ese período, que lo vuelva más atractivo”; explicó el alcalde Jafif.

Entre los eventos previstos se encuentran dos espectáculos de fuegos artificiales para febrero. El primero se cumplirá en la playa Mansa el día 9 y el otro el 20. Entre el 27 y el 28 de febrero habrá un rally cross.

 

Por la frontera

Como consecuencia del recambio turístico es intenso el movimiento en la frontera de Fray Bentos. Unos 10 mil turistas llegaron al país.

Al terminar enero ingresaron a Uruguay más de 120 mil personas en poco más de 33 mil vehículos. Se estima que el aumento respecto a toda la temporada de 2015 oscilará entre un 10 y 15%.

 

Todo a febrero

El sector inmobiliario es el más afectado en Punta del Este debido a la competencia del informalismo y de las nuevas tecnologías. Ni el aumento de turistas argentinos y uruguayos ha revertido esa situación. La hotelería y la gastronomía —en cambio— están recibiendo los beneficios de una temporada con más visitantes, a pesar de la escasa presencia de brasileños. Enero fue un éxito y se espera que por lo menos la primera quincena de febrero continúe el verano con viento en popa. El Carnaval ya asegura gran nivel de ocupación para el próximo fin de semana.

 

Contenido publicitario