Tierrita ¿poca?

David Rabinovich

La Sra. QF Celeste Ceretta reside en Montevideo y es propietaria de una fracción de campo (76A2) en la Colonia Dr. Horacio Ros de Oger (Paysandú). Compró ese campo en 1999, cuando la venta de tierras estaba dentro de las políticas de Colonización. Ahora la venta es una rara excepción; se arrienda, se selecciona al colono por su perfil y hay una voluntad expresa de recuperar, para sus fines específicos, todos los predios de Colonización mal adjudicados que sea posible. Es notorio que desde 2005 el INC ajusta su actuaciónal espíritu de la ley, mucho más y mucho mejor que durante las décadas anteriores.

Celeste es madre del Veterinario Álvaro Luis Delgado Ceretta que tiene un posgrado en Gerencia Agroindustrial en Escuela de Gerencia y Estudios Internacionales de la ORT. Electo por la (Corriente Gremial Universitaria – CGU), Delgado representó al orden estudiantil en el Claustro de la Facultad de Veterinaria, 1987–1989. Después integró el Consejo de la Facultad y el Colegio Directivo Central. Fue diputado de 2005 hasta 2015 y es senador (2015-2020) por el Partido Nacional.

Delgado participó de la formacióndel grupo «Aire fresco» junto a Luis Lacalle Pou. Inspector de Trabajo (1/3/2000 al 15/12/2004),integró y/o  fue presidente de importantes comisiones en áreas como salud ocupacional, trabajo infantil, cooperativismo, etc.

El intendente de Rocha, Anibal Pereyra, denunció (Montevideo.com) que “el senador, siendo secretario de un ministro, consiguió tierras que se tienen que destinar a los productores y trabajadores rurales. ”Pereyra se basa en una ficha, que está en su poder, en la que consta la fecha, marzo de 1994, y la referencia: “secretario del ministro de Transporte”.

Por su parte Álvaro Delgado argumenta que “En el 97 yo trabajaba de Veterinario, en Paysandú, en Tacuarembó. Me presenté a una transferencia de un predio de 339 hectáreas que estaba abandonado. Lo aceptaron, me pidieron un plan de explotación, pagué el equivalente a seis años de renta. Lo hicimos de la nada con mi señora el campo, desde las instalaciones, luz, agua, galpones, alambrados. Vendí un auto y saqué un préstamo para poblarlo y hacer el alambrado perimetral. Estuve dos años como provisorio y desde ahí a la fecha construimos eso, lo trabajamos, y tenemos gente que trabaja con nosotros”.

Los cierto es que son causales para la rescisión del contrato de arrendamiento: no residir en el predio, no explotarlo en forma directa, la posesión de otras tierras por fuera que las arrendadas al INC y desempeñar actividades en desmedro de la dedicación a la explotación del campo cedido. Según declaraciones de la presidenta del Instituto, las rentas que cobra Colonización por los predios, rondan el 50% del valor del mercado.  Delgado paga, de acuerdo con los registros del Instituto de Colonización y desde hace pocos años, una renta diferencial por explotar un inmueble de 339 hectáreas en la colonia Horacio Ros de Oger, en Paysandú. (El País). Un sencillo cálculo permite suponer que quienes pagan el 70% de recargo igual tienen un subsidio de un 15% aproximadamente.

Álvaro Luis Delgado Ceretta es arrendatario de la fracción 66 pero explota, además, otras dos. La 76A2 de 472has.,  propiedad de su madre. En esa fracción hay 75has. en “aparcería forestal” con UPM, sin la autorización de Colonización. Además Delgado también explota la fracción lindera, 76A1, propiedad del Sr. Oscar Roth (661has.). Allí realiza el pastoreo de sus animales y en la parte apta para agricultura  se hace “medianería”. Cultivos de invierno que sobre fines de abril estaban próximos a ser cosechados. Son, en total, 1500has. en la Colonia Horacio Ros de Oger, que trabajan un capataz y un peón, bajo la dirección de Álvaro Delgado. Para el Directorio del INC las violaciones a la ley son varias y evidentes. La nota discordante la da Rodrigo Herrero, director blanco, que aparece apoyando situaciones que son inconvenientes si de los fines del INC hablamos. Para Herrero, con la renta diferencial alcanza para subsanar todas las contradicciones con la ley. Para la mayoría del Directorio, Delgado no tiene perfil de colono ni necesita que se le arrienden tierras en una Colonia del Instituto.

En las notas de prensa que revisé para recopilar estos datos no encontré referencia alguna a los dos predios, 76A1 y 76A2, que Álvaro Delgado explota en la Colonia Horacio Ross, además del que arrienda.