Tobillera electrónica

 

La justicia dispuso la condena de un hombre de iniciales U.R.B.G., de 47 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito continuado de desacato en régimen de reiteración real con un delito de daño agravado. Lo envió a cumplir cuatro meses de prisión bajo la modalidad de libertad vigilada. Tendrá la prohibición de acercarse a la víctima y a su domicilio en un radio de 500 metros por el lapso de cuatro (4) meses y deberá colocarse una tobillera electrónica por el mismo plazo.
En el mes de enero pasado una ciudadana se presentó en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Maldonado y radicó denuncia contra su expareja por agresiones verbales y amenazas. En ese momento fue dispuesta una orden de restricción de acercamiento por el plazo de 180 días.
Días después se constató que el individuo no cumplía con las medidas “por lo que ambas partes ingresaron al sistema de monitoreo electrónico”. Tras continuar con los incumplimientos, el sujeto compareció en la sede letrada, donde se dispuso la medida indicada.