El secretariado general del Sindicato Único de la Construcción y Anexos (SUNCA) de Maldonado negó que algún dependiente del gremio haya golpeado o exigido dinero al empresario Gabriel Zubiría propietario de la obra de construcción de la Torre Roosevelt de Punta del Este. El dirigente sindical Michel Pistone aseguró que los obreros sólo actuaron para exigir el pago de las sumas adeudadas por los propietarios del citado complejo, cuya construcción lleva más de doce años y que ha pasado por diferentes empresas a lo largo de ese tiempo.
Por el contrario, aseguró Pistone, en la citada obra se han registraron problemas de todo tipo y que los únicos afectados son os trabajadores. Entre esos problemas se encuentra –aseveró Pistone- el no pago de aportes y salarios. “En esta situación lo que se manejó fue justamente eso. Hay trabajadores que están ahí desde hace dos años, porque la necesidad los ha llevado a trabajar en ese lugar. Y el empresario les declara los aportes, pero no se los paga al Banco de Previsión Social. Es más, no han cobrado ni licencia, ni salario vacacional, ni aguinaldo, Sólo han cobrado el salario. E inclusive se lo han pagado en cuotas”, afirmó Pistone, secretario general del SUNCA de Maldonado.
Los obreros del complejo, con el apoyo del gremio, solo exigen que se les pague el salario en fecha y que se cancele la deuda que el propietario de la obra generó en los últimos meses. “En esta quincena, el empresario ni siquiera pagó la totalidad. Solamente les pagó 10 mil pesos, fuera de fecha, por una quincena trabajada”, explicó Pistone.

Nones
El dirigente sindical desmintió las denuncias efectuadas por el empresario contra algunos de los trabajadores a quienes acusó de haberlo golpeado, de provocar daños en el obrador e inclusive del robo de efectos propiedad de la empresa. Además, Pistone negó que los obreros le hayan pedido dinero para solucionar el conflicto. Solo, dijo Pistone, reclaman lo que les corresponde por ley y que el empresario no cumple. También asegura que la versión que maneja el SUNCA es la aportada por los trabajadores y los delegados de obra de la citada empresa cuyo obrador se encuentra en un predio sobre la avenida Roosevelt.
“Lo que se ha dado es una situación bastante tensa por parte de la empresa. Se reclama y la empresa dice que no tiene un peso. Y se sigue reclamando. Y la empresa lo primero que hace es llamar a la Policía para que desaloje. Y ahí empieza el mal relacionamiento, siempre por parte del empresario”, señaló, al denunciar que el empresario apela a algunos contenidos de la Ley de Urgente Consideración para poder retirar a los obreros de la torre con el concurso de efectivos policiales.
Pistone negó otra vez que el empresario haya sido golpeado por los obreros. “No hubo agresión física. Hablamos con todos los compañeros y tratamos de buscar una solución. Este jueves (por hoy) tenemos una audiencia en el Ministerio de Trabajo y queremos ver si la empresa paga el salario y se forma una mesa para ver cuándo va a pagar los aportes… Pero, por lo que nos comentan los compañeros, y no tenemos por qué dudar, agresión física no hubo”, remarcó.

Contenido publicitario