Una de las técnicas del Mides que estaba trabajando en el barrio Maldonado Nuevo recibió en la espalda un disparo hecho con una bala de goma. Podría haberse tratado de una travesura juvenil, pero la trabajadora experimentó un fuerte dolor que, obviamente la asustó. Más tarde, el Mides denunció el ataque ante la Policía.
La directora Departamental de la cartera, Eda Mendiola, dijo que la mujer recibió atención médica y que “si bien era el último día de visita, se dispuso que se retirara el equipo, que fue llevado en un móvil del INAU, porque estaba bastante impactado”.
“Es la primera vez que esto nos pasa. El equipo había estado tres días en el barrio y no había pasado absolutamente nada. Nos impactó a todos. La ministra (Marina Arismendi) se reunió en forma inmediata con su equipo. Y se resolvió el retiro de todos los equipos en el barrio”, lo que “nos afecta mucho. Porque no es una respuesta del barrio”, dijo Mendiola.
“No estaba pasando nada en el barrio. Se lo tiraron directo. De eso no cabe duda. La compañera está esperando para entrar a un hogar. Esto fue dirigido. Evidentemente, salió de una casa. Eso nos dice el sentido común, porque no pasó nadie por allí”, señaló.
La funcionaria no tiene lesiones de importancia a pesar del intenso dolor que le causó el disparo. “Se decidió no llegar al barrio hasta que no se haga una coordinación interinstitucional. Pero no nos vamos a retirar del barrio. Veremos la forma de llegar”, aseguró Mendiola.

Contenido publicitario