incendioUn incendio desatado accidentalmente por un grupo de niños que se encontraban momentáneamente solos en su casa causó la muerte de una niña de tres años, un hecho que conmovió especialmente a los vecinos del barrio Rodríguez Barrios de San Carlos, donde ocurrió el hecho.

El siniestro tuvo lugar el pasado viernes en horas del mediodía, en una vivienda en la esquina de las calles Soriano y Lavalleja. La madre de los cuatro menores que estaban en la casa se encontraba en Montevideo cuidando a un familiar enfermo, mientras el padre estaba en su trabajo. Una joven de 20 años estaba a cargo de cuidarlos, pero los niños se dedicaron a jugar con un encendedor debajo de una cama y eso causó el foco inicial del siniestro en la vivienda de tres habitaciones.

Cuando la niñera reparó en que algo extraño sucedía, una densa humareda colmaba casi toda la casa y la joven no pudo ingresar a la habitación en la que se hallaban los niños, por lo que no tuvo más remedio que reclamar el auxilio de los vecinos. Así lograron sacar a tres de los menores, incluyendo a un bebé de nueve meses. La niña de tres años, Nicole Etcheverry permaneció en la habitación, probablemente intoxicada por el humo y perdió la vida.

Para cuando llegaron dos vehículos del cuartel de Bomberos de San Carlos y un camión cisterna de Maldonado, el fuego ya había tomado la vivienda. El jefe de Bomberos de Maldonado, Mauricio Souza, dijo al diario que la joven que estaba a cargo de los niños sufrió un principio de intoxicación cuando intentó rescatar a los pequeños, además de algunas quemaduras leves. “Se trataba de una vivienda humilde pero firme y bien construida, con bloques y techo liviano”, señaló. “El fuego se generalizó en el dormitorio, y se extendió hacia otras habitaciones de la casa”, explicó.

Aclarados

Mientras tanto, la Policía continuó su tarea de 24 horas diarias en la lucha contra el delito y sacó de circulación a varias personas dedicadas al hurto. Uno de los casos motivó que la magistrada en lo penal de Décimo Turno de Maldonado dispusiera el procesamiento con prisión de un individuo de iniciales G.E.DL.M, por la presunta comisión de un delito de Receptación en calidad de autor.
El pasado jueves, un funcionario policial de la Dirección de Investigaciones realizaba recorridas por Barrio Cerro Pelado, cuando avistó al sujeto conduciendo una moto Winner 110cc y procediendo a su identificación. Compulsados los datos del vehículo se supo que la moto se encontraba requerida por hurto en Seccional Primera, por lo que hombre y vehículo fueron trasladados a la comisaría.

Otro caso de robo fue aclarado en San Carlos días atrás y este fin de semana cayó uno de los autores. El hecho se produjo el 21 de junio y motivó la detención de dos personas que, en su momento, fueron procesados por la justicia.
Pero las actuaciones policiales continuaron y, tras otro robo detectado en una vivienda, de la que hurtaron un TV 21´y una garrafa de 13kg., la Policía carolina detuvo a un conocido delincuente que estaba involucrado en el caso.

Finalmente, la magistrada actuante determinó el procesamiento y prisión de Pedro Arturo Bonilla Díaz, poseedor de antecedentes penales, por un delito de Hurto Agravado por la Pluriparticipacion y la penetración domiciliaria.

Receptación

Por otra parte, la justicia carolina procesó por hurto a otros dos sujetos poseedores de antecedentes penales y por receptación a otro sujeto que los efectos robados.

Los agentes realizaron el pasado jueves un allanamiento en un predio ubicado en un asentamiento del km 19,500 de la Ruta 39, donde en presencia de un masculino de iniciales M.J.AM., se incautó de varios efectos, entre ellos 6 cartuchos de escopeta calibre 12, dos máquinas de fotos Olimpus, un cuchillo con vaina de plata y oro, un rifle cal 12 modelo G2, una guitarra electroacústica, un amplificador con parlantes, dos cables de micrófono, una computadora portátil Toshiba, una maquina de cortar fiambre, dos equipos de música con parlantes, una bordeadora, y un motor de lancha.
Luego de compulsados los registros se pudo establecer que el día 20 de abril y el 21 de mayo pasados se habían registrado dos denuncias de hurto, por lo que los damnificados fueron citados a la comisaría, donde reconocieron los efectos que les habían quietado.
Más tarde, la magistrada en lo penal de Primer Turno de la ciudad procesó con prisión a Martín Javier Mayado Morales, de 37 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por dos delitos de Receptación en Régimen de Reiteración Real.

Foto: Ricardo Figueredo

 

Contenido publicitario