Transporte internacional uruguayo denuncia “absoluta indiferencia” del Ministerio de Economía ante la crisis que atraviesan

La Cámara de Autotransporte Terrestre Internacional del Uruguay (CATIDU) emitió un comunicado público tras reunirse en asamblea el pasado jueves junto con sus socios

La Cámara de Autotransporte Terrestre Internacional del Uruguay (CATIDU) emitió un comunicado público tras reunirse en asamblea el pasado jueves junto con sus socios. Allí analizaron la situación que está viviendo el sector, y reclamaron medidas “urgentes” por parte del Ministerio de Economía.
“En virtud de las asimetrías en los costos, tanto operativos como tributarios que el transporte internacional uruguayo tiene con los países de la región, CATIDU viene haciendo gestiones con los ministerios de Economía y de Transporte, encontrando absoluta indiferencia y falta de interés por parte de las autoridades del Ministerio de Economía”, aseguraron desde la Cámara.
“La actitud mostrada en el tratamiento de los temas, demuestran el desinterés, la falta de voluntad y desconocimiento sobre la única bodega de carga internacional que tiene el país y los puestos de trabajo que ocupa de buena remuneración”, expresó CATIDU en el comunicado.
Y agregaron que desde hace dos años vienen solicitando que al transporte argentino de carga se le aplique la medida espejo en cuanto a la forma de cobrar los fletes en Uruguay. “Eso significa que se hagan vía transferencia bancaria al país de origen del Conocimiento de Embarque (CRT), para evitar así que los dólares cobrados en Uruguay sean vendidos en el mercado negro argentino y obtengan una significativa rentabilidad que permite una competencia desleal”.
Según indicaron, el Ministerio de Economía, en reunión mantenida con CATIDU y las máximas autoridades del Ministerio de Transporte, dijo que trabajaría en el tema.

Sin resultados
“Nos solicitaron un informe jurídico el cual presentamos, centraron la discusión en si era decreto o ley lo que se necesitaba. Como no hubo acuerdo entre los ministerios, se nos informó que los asesores legales de presidencia dijeron que era necesaria una Ley, pero que debíamos aguardar el fin del receso parlamentario y que estaban los votos para dicha ley. Luego se nos dijo que esperáramos que se votara la LUC y una vez votada se nos dijo que no podían hacer una ley porque iba en contra del resultado de la votación”, aseguró CATIDU.
“Han pasado más de dos años de nuestro pedido sin resultados sobre el tema específico”, reclamaron.
Por otra parte, expresaron que Uruguay es el único país que cobra IVA a los fletes en las importaciones, lo que también los perjudica, ya que al no fiscalizar a las empresas, las transportistas extranjeras no lo pagan, por lo que desde CATIDU solicitan tasa 0, pero aún no han tenido respuesta favorable.
Además, denuncian que mientras la bandera uruguaya debe pagar en el exterior peajes más altos que sus competidores, “en Uruguay en los horarios en que no hay personal en los puestos de peajes el costo para los extranjeros es cero”.

Más patente
Al mismo tiempo, el transporte aéreo y marítimo son excluidos por decreto de pagos tributarios, medida que solicitó CATIDU para la bodega de carga terrestre, pero tampoco obtuvieron respuesta favorable. “Si a lo anterior le agregamos que pagamos veinticuatro veces más de patentes que cualquier bandera extranjera y tres veces más en salarios, definitivamente tendemos a desaparecer, sumaremos la flota de transporte internacional al mercado interno contribuyendo a la debacle actual del mismo”, afirmaron.
Y agregaron: “es importante tener en cuenta qué sucederá si no son atendidos nuestros justos pedidos, una vez que los países vecinos corrijan su moneda y retomen su actividad, cuando deje de ser redituable viajar a nuestro país (ya que como sucedió históricamente, les rinde más en condiciones normales viajar dentro de sus países por las distancias, que atender nuestras magras exportaciones e importaciones), seguramente los fletes sin una bandera nacional aumentarán en gran medida”.
Expresaron que “sería insólito llegar a un conflicto por temas que en su mayoría no tienen costo alguno para el Estado, en otras le harían recaudar más impuestos, y en otras el costo no resulta representativo, siendo que nos beneficiaría a todos y permitiría sostener en el tiempo un servicio de calidad y eficiente, que es un eslabón más de la cadena productiva del país”.
“¿Le interesa al Gobierno que exista y genere mano de obra el transporte internacional de bandera uruguaya?”, se preguntó CATIDU.