Entre el pasado viernes y hoy domingo tres nuevos crímenes se sumaron a los que venían siendo investigados por la policía. Se eleva así a seis la cantidad de personas asesinadas en las calles de Maldonado en el mes de mayo. El último de estos homicidios ocurrió en la mañana de hoy en la esquina de Gregorio Sanabria y Alberto Caracara, del barrio San Antonio 3.

En ese lugar un hombre fue asesinado de varias puñaladas en una casa señalada por testigos como una de las bocas de venta de estupefacientes de la zona. Según informaron los vecinos, el ahora fallecido salió de la citada vivienda y cayó en medio de la calle. El incidente ocurrió a unos trescientos metros al sur de donde el viernes por la noche un joven de 20 años fue baleado.

Sin embargo, en horas de la tarde del domingo, la policía emitió un comunicado en que aclaró que “En el día de la fecha, sobre la hora 11:00 se tomó conocimiento sobre una persona tendida sobre la vía pública, la cual presentaba sangrado.- El hecho se registró en calle 7 entre Sanabria y Avelino Miranda (San Antonio 4), donde la policía constato el cuerpo sin vida de un hombre de 32 años, luego de realizada y finalizada la autopsia del cuerpo de la víctima por parte del Médico Forense, este confirmo que la muerte fue NATURAL y no violenta, no presentando el cuerpo signos de violencia.-“.

En tanto, al caer la tarde del sábado un sujeto identificado como J.D.V.P., oriental de 60 años, murió en otro confuso hecho, que tampoco ha sido aclarado, ocurrido en las calles Montecarlo y Juan Les Pins, del balneario Ocean Park.  En este caso el hombre fue encontrado tirado en la puerta de su casa con un fuerte golpe en la cabeza.

También este sábado por la noche en calles 19 y 21 del balneario Bella Vista desde un vehículo dispararon varias veces contra una casa. El rápido aviso a la policía permitió que poco después se detuviera a tres personas y se incautaran dos armas de fuego. No hubo heridos y por el momento se maneja el hecho como un posible ajuste de cuentas.

Balazos en la noche

En la noche del viernes un joven que viajaba en moto fue baleado en la cabeza, en el barrio San Antonio 2. Desde la calle Agapito Parabera y Gregorio Sanabria se lo condujo al hospital departamental, en donde poco después falleció.

Según el testimonio de un vecino, poco antes llegó a sentirse una ráfaga de disparos. Según algunos, el joven, de nombre Facundo, fue asesinado como venganza, ya que sería amigo de quienes habrían baleado a integrantes de la banda de los “Pata Blanca” el domingo pasado, en las inmediaciones de la ciudad de Pan de Azúcar, cuando el auto VW Gol en el que viajaban se aproximó al cruce de las rutas 9 y 93. 
La otra versión acerca del móvil del crimen de este viernes es que la bala no era para Facundo.

Vecinos preocupados

A raíz de estos hechos delictivos y otros, en las inmediaciones de Pan de Azúcar pero también en Maldonado y en San Carlos se siente un clima de temor y hasta de pánico, alimentado además por las redes sociales y los rumores sin fundamento. Al punto que en la tarde del sábado algunos vecinos de Pan de Azúcar decidieron movilizarse para dar a conocer lo que consideran una suerte de desamparo. Un joven que vive a una cuadra de donde cayó muerto el hombre apuñalado no esconde su temor: “fui a comprar un remedio a mi madre y cuando volví me encuentro con que de nuevo habían matado a alguien, yo me quedo encerrado, ya ni a fumar a la puerta salgo, estamos buscando otro lugar para alquilar porque tenemos miedo”, aseguró.

Rumores y pánico 

Un ejemplo de la ola de sicosis ocurrió en la tarde del pasado lunes, poco después de que un hombre cayera infartado en la peatonal Sarandí, en la esquina con la calle Ituzaingó, en pleno centro. De inmediato, bajo una fuerte lluvia, fue atendido y conducido al hospital público por técnicos de una emergencia móvil, con un diagnóstico preliminar bastante claro o definido. 
Sin embargo, por las redes sociales comenzó a circular una foto del infartado, en medio de la calle, expuesto a la furia del temporal. 
“¡Ojo gente en el Centro! Mataron al padre de uno de los baleados el otro día. Recién a una cuadra de la comisaría. ¡Está más que bravo Maldonado, a no salir!”, advirtió el autor de la foto. 
Muy pronto, la imagen recorrió cada una de las redes sociales existentes en los celulares y todo el mundo repetía que se trataba del padre de uno de los dos jóvenes asesinados en la emboscada registrada en las afueras de la ciudad de Pan de Azúcar, en la madrugada del domingo pasado. 
Los comentarios casi de inmediato también ganaron los medios de comunicación locales y entonces los periodistas contactaron a los mandos de la Jefatura de Policía de Maldonado. Tanto el jefe Erode Ruiz, como el vocero de esa repartición oficial, Joe López, estuvieron largo rato desmintiendo que el infartado hubiese sido asesinado en el marco de una guerra de narcos. 
Pocos minutos después, otra imagen recorrió el mundo virtual de Maldonado: se trataba de un joven asesinado de varios tiros y con una pistola 9 milímetros a su lado. 
Otra vez, tanto Ruiz como López salieron a desmentir que se tratara de un ajuste de cuentas en el barrio Maldonado Nuevo. Era una imagen de un joven asesinado en una ciudad de Brasil que alguien subió diciendo que era de Maldonado.
En medio de los comentarios sobre las dos imágenes, comenzó a llegar a los celulares, vía Whatsapp, una serie de mensajes. Uno de ellos fue el de alguien que imitó la particular voz de un vendedor de publicidad callejera. A través del audio adelantaba un supuesto mensaje de los narcos. 
Se advirtió que a partir de las 11:00, no se sabe si de la noche o del día, los violentos delincuentes de Maldonado Nuevo saldrían a tirotearse en las calles del citado barrio fernandino. 
En realidad, este audio fue una suerte de parodia de otros mensajes similares que informaron de la muerte de una señora de 84 años en un comercio de San Carlos o de los que recomendaban no concurrir a un conocido centro bailable de Pan de Azúcar en donde, según se anunció, se registraría otro tiroteo entre narcos.

 

Mensajes que vuelan

No ya en la lista de rumores pero sí de mensajes por redes que causan un ambiente tenso se ubica el que envió a sus atacantes el delincuente Ricardo Daniel Pérez Rodríguez, alias “El Kane”, herido en el brazo izquierdo, como lo fue su novia en una pierna, cuando viajaban en el Volkswagen Vento. 
“El Kane” salió a las redes amenazando sin ambages. “Ustedes gasten plata en bala para matarme, yo mientras tanto señores asesinos kieren (sic) matarme me gasto la plata en mujeres bellas, alcool (sic) y mariguana (sic).. pero agarren antena Novés (sic) que no me importa la vida de ustedes, agan (sic) lo que kieran (sic) aser (sic) pero Ami (sic) déjenme empaz (sic), no tengo tiempo para andar en guerra con incompetentes/ déjenme disfrutar a las hermas mujeres que ay (sic) en esta vida hermosa”, dice su mensaje acompañado de varios emoticones. 
“El Kane” recuperó la libertad semanas atrás y su regreso a San Carlos generó la atención y la reacción de quienes aprovecharon su estadía en la cárcel para hacerse de su territorio.