Tres hombres fueron condenados tras un trabajo de la Brigada Antidrogas Departamental

Tenían una boca de venta de drogas en la calle Durazno y fueron atrapados tras una denuncia anónima que mereció un allanamiento

Tres personas fueron sometidas a la justicia tras un exitoso trabajo de la Brigada Antidrogas del departamento. Todo comenzó el mes pasado, cuando la repartición recibió una denuncia anónima que informaba de una actividad inusual detectada en una finca ubicada en la esquina de las calles Durazno y Canelones; parecía obvio que allí funcionaba una boca de venta de estupefacientes.

En ese momento comenzó un trabajo de investigación que derivó en dos allanamientos efectuados días atrás. Allí fueron detenidos dos hombres y la Policía se incautó de sustancias, envoltorios y piedra de color blanco, así como una balanza de precisión, dinero y documentación. Los sujetos fueron sometidos ante la justicia y se detuvo luego a un tercer hombre mayor de edad.

El juez penal de 4to turno dispuso la condena de S.P. de 33 años, como autor penalmente responsable de un delito de suministro a título oneroso de sustancia estupefacientes y los condenó a la pena de 24 meses de prisión, a cumplirse de la siguiente manera, dieciséis (16) meses de prisión efectiva y ocho (8) meses bajo régimen de libertad vigilada con arresto domiciliario nocturno. Otro hombre de iniciales C.A. de 24 años, fue hallado autor penalmente responsable de un delito de negociación de sustancia estupefacientes y condenado a la pena de dos (2) años y ocho (8) meses de penitenciaria. Pasará los últimos seis meses bajo régimen de libertad vigilada.

Por último, fue procesado Alejandro Melo, de 35 años, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito continuado de suministro de sustancias estupefacientes a título oneroso. Pasará dos años y dos meses en reclusión.

Foto: archivo

Contenido publicitario