En la noche de este miércoles un repartidor de comida de la ciudad de San Carlos fue interceptado por tres sujetos en la calle Ceibo entre Jacarandá y Pitanga. Dos adolescentes y un mayor lo tomaron a golpes con lo que pudieron ser trozos de varillas de hierro, con las que le produjeron lesiones en manos y rostro, para hurtarle una pizza.
Un transeúnte intervino en el momento auxiliando a la víctima y logró que los asaltantes huyeran del lugar.
Luego la Policía se informaron de las características de los atacantes y capturaron a uno de los adolescentes. Los otros dos fueron localizados por los visualizadores del Centro de Cámaras en la zona y todos ellos terminaron derivados a la comisaría.
Enterada la justicia dispuso que el mayor permaneciera detenido, mientras que los adolescentes fueron emplazados para el día de ayer.