100_1249

 

Tres hombres fueron remitidos a la cárcel de las Rosas por el asesinato de María Celia Zeballos. La fiscal Adriana Arenas pidió el procesamiento del autor del crimen, Diego Manuel Moreno Arostegui, oriental de 39 años por un delito de homicidio muy especialmente agravado. La titular del ministerio público entendió que el  cocinero ultimó a la mujer para ocultar otro delito: el robo de una garrafa de supergás de trece kilos y más tarde dos puertas de la vivienda de la víctima. El inciso 4º del artículo 312 del Código Penal establece una pena mínima de 15 y una máxima de 30 años para estos casos.
También marchó a prisión,  Ezequiel Eduardo Rodríguez de 42 años, compinche del cocinero, imputado de dos delitos de hurto especialmente agravado ya que fue quien esperó afuera de la vivienda y luego ayudó al cocinero a vender las puertas y las garrafas.
El reducidor de los efectos, propietario de un local de compraventa del barrio, identificado como D.M.F.H, oriental de 54 años, fue procesado sin prisión por el delito de receptación especialmente agravado.

Contenido publicitario