Aunque el pasado fin de semana y por mor del buen clima se detectó un buen movimiento de turistas en la zona, los operadores del sector turístico no olvidan lo que ocurre en el marco regional ni la incertidumbre predominante. Entrevistados ayer por FM Gente, el titular de la Corporación Gastronómica, Gastón Figún, Javier Sena, de la Cámara Inmobiliaria Punta del Este-Maldonado, y Franco Mezino del Centro de Hoteles, analizaron la situación y se expresaron cautamente sobre las expectativas para la próxima temporada. Habrá que trabajar dedicadamente para que no sea menos que la anterior, que ya había sido bastante magra, indicaron.
En materia gastronómica las cosas anduvieron bastante bien el pasado fin de semana. “Gracias al clima que tuvimos el fin de semana se movió la aguja”, dijo Figún. Según señaló, un relevamiento de establecimientos ubicados entre José Ignacio y Punta Ballena advirtió un buen ánimo en el sector. El operador dijo que los últimos días fueron mejores que el 12 de octubre, aunque remarcó que hay que tener en cuenta que confluyeron varios factores. Hubo cinco casamientos de acaudalados brasileños, feriados en Argentina y Brasil y festejos del aniversario de Enjoy. Además, señaló que fue el primer fin de semana en que los montevideanos se desplazaron hacia Punta del Este. “Son tiempos de cambio y la temporada se va construyendo día a día”, señaló.
“Reveillon (el fin de año brasileño) va creciendo año a año y los establecimientos no damos abasto”, explicó, “pero la incertidumbre es lo que va a pasar después de esa fecha”. “Nosotros estamos preparados, pero nos preocupan cosas que se han dado otros años, como las demoras en el puente internacional (sobre la frontera argentina) donde hay esperas de 4 horas para cruzar a Uruguay”, indicó.
“Somos optimistas, pero hay que estar bien preparados, apuntar a la calidad y atender detalles que son los que hacen que luego los turistas nos elijan. Ojalá que el clima continúe acompañando, ya que las playas estuvieron llenas y también los paradores de playa trabajaron muy bien, pero para las oleadas de gente hay que estar preparados”, consignó

Alquileres
Por su parte, el titular de la Cámara Inmobiliaria, Javier Sena, expresó que el pasado fin de semana hubo consultas por alquileres, pero sin que se concretara ningún contrato. Hasta ahora, como suele suceder, se alquilaron las propiedades más caras y suntuosas -casi todas-, pero la situación es diferente con los apartamentos de 1 y 2 dormitorios. En este rubro, el nivel de reservas es muy lento a causa de las dificultades que atraviesa la clientela de la vecina orilla. “Hay que trabajar para que la clase media argentina venga esta temporada y no está fácil el tema”, dijo Sena.
Además, estimó que la situación es difícil, pero dijo que no hay que perder el optimismo. El sector debe ser realista y tratar de mejorar, estimó. Además, señaló que tuvo contactos con autoridades de la Intendencia para que Punta del Este “esté linda” para la temporada. “Nos preocupa también la cantidad de locales vacíos en Punta del Este y nos gustaría que, si no se alquilan, sus propietarios los mantengan en condiciones para no afear el entorno”, agregó.

Hotelería
Mientras tanto, Franco Manzino, vicepresidente del Centro de Hoteles, sostuvo que “sorprendió” la presencia de argentinos y brasileros, que hicieron que el pasado fin de semana el nivel de ocupación general fuera de 80%. En algunos establecimientos trabajaron por encima de ese porcentaje, por lo que hay cierto optimismo, indicó. “Nos deja esperanzados, mucho más respecto a lo que esperábamos, sobre todo por la presencia de argentinos”, explicó.
El Centro de Hoteles trabaja para mejorar sus precios y hacerlos competitivos con el Mercosur, dijo Manzino. También apunta a la mejoría en la calidad y la excelencia de servicios, por lo que se está capacitando al personal hotelero a través del Inefop. “Queremos hacer la mejor temporada en cuanto a servicios de calidad”, aseguró.
Por lo demás, dijo que la hotelería está “muy bien preparada” para esta temporada y recordó que desde el Centro se ha contactado a todos los establecimientos para coordinar precios, más allá de las promociones que decida realizar cada hotel.
“Nuestro mercado siempre ha sido 70% argentinos y el resto uruguayos, brasileros y otras nacionalidades; estamos trabajando para que todos tengan facilidades como los pagos en cuotas con las tarjetas y otros beneficios y así lograr un buen verano”, afirmó.