gorleroy30 (Copiar)Punta del Este vivió uno de los fines de semana de mayor actividad de las últimas semanas con la llegada de visitantes brasileños y de argentinos en menor medida.

Dos feriados registrados en los dos países explican la llegada de tantos visitantes.

Los turistas norteños optaron por pasar el largo feriado en los hoteles de mayor categoría del balneario. En cambio, los argentinos que arribaron desde el jueves por la noche fueron en su mayor parte propietarios de casas y apartamentos de la zona.

De todas formas, el movimiento no se asemeja al que se registraba años atrás, cuando arribaban enormes cantidades de visitantes argentinos.

Los comercios que permanecen abiertos a esta altura del año generaron buenas facturaciones respecto al trabajo que venían teniendo en estas últimas semanas.

A diferencia de otros inviernos, el balneario ofrece una de las ofertas más reducidas de los últimos tiempos producto del mayor cierre de hoteles, locales comerciales y restaurantes de los últimos años.

De todos modos, este fue el fin de semana con mayor movimiento de los últimos tiempos y significó un quiebre en las flojas expectativas que tienen los operadores a causa de la continua caída en la cantidad de visitantes argentinos.

Los brasileños aprovecharon para comprar artículos de lujo ofrecidos a buenos precios en los locales comerciales de la calle 20, los que, por otra parte, tienen el gancho de atractivos descuentos.

Animados

“Fue un fin de semana flojo respecto a lo que está pasando con los argentinos. Ahora es otra cosa lo que ocurre con los brasileños quienes cada vez se animan a llegar en mayores cantidades”, sostuvo Luis Borsari, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo.

“Los brasileños hicieron compras, se hospedaron en los hoteles y comieron en los restaurantes que están abiertos. Y punto”, indicó. Asimismo, recordó que la oferta del balneario se reduce en baja temporada.

Los visitantes norteños llegaron a la zona de la mano del largo feriado de Corpus Christi, que aún se celebra en su país. Los residentes en el estado fronterizo de Río Grande del Sur lo hicieron por carretera. Los clientes paulistas y cariocas del hotel Conrad llegaron en vuelos charters de la aerolínea Gol, que operó con vuelos desde y hacia el aeropuerto Guarulhos, de San Pablo, y El Galeao, de Río de Janeiro.

El aeropuerto internacional “Punta del Este” de Laguna del Sauce también registró una interesante operativa de aviones privados que llegaron y partieron tanto desde Argentina como del Brasil.

Aerolíneas Argentinas operó, a media tarde del domingo, uno de sus aviones Boeing 737 -700 con su capacidad colmada entre el Aeroparque Jorge Newberry de Buenos Aires y la terminal de Laguna del Sauce.

Fuentes del Conrad aseguraron que el hotel estuvo lleno desde los últimos días, principalmente por el arribo de turistas brasileños. Para ellos fueron organizadas diversas actividades recreativas y artísticas, como la actuación del cantante brasileño Alexander Pires.

Amedrentados

Los argentinos, en cambio, llegaron aprovechando el feriado del día de la Bandera  que recuerda el fallecimiento del prócer Manuel Belgrano, el 20 de junio de 1820.

“En el mismo feriado de hace algunos años con lo que facturabas podías pagar la luz, el agua, el teléfono y los sueldos de tres o cuatro meses. Ahora apenas salvas los costos originados en las mismas fechas”, explicó ayer el propietario de uno de los restaurantes más lujosos de Punta del Este, que permanece abierto durante la baja temporada.

Según Borsari, la falta de argentinos tiene varias explicaciones. “Hay un cúmulo de cosas. Esto empieza con la evidente diferencia de precios que tenemos con Argentina por el tema cambiario. Pasa por la propia situación que viven los argentinos en materia económica y financiera. Y arriba de eso el cuco provocado por el intercambio de información tributaria que sobrepasa el hecho de comprar o no una propiedad en Punta del Este”, señaló.

“Los argentinos tienen miedo hasta de venir al Uruguay porque alguien los denuncie a la AFIP de que llegaron a nuestro país. Detrás de este tema hay una cuestión hasta psicológica. No tengan dudas, tienen un tema psicológico que los tiene amedrentados a los argentinos a la hora de ver si vienen o no a nuestro país”, enfatizó.

En menor medida, este fin de semana se notó la presencia de visitantes uruguayos que aprovecharon el día sandwich por el feriado del 19 de junio del pasado jueves.

Contenido publicitario