Último allanamiento a los cofres encontró solo documentos de Marcelo Balcedo

Documentos personales y acciones de su empresa fue lo que encontraron en los cofres de seguridad del sindicalista argentino Marcelo Balcedo en la jornada de este viernes. En esa operativa participó el fiscal del caso, Rodrigo Morosoli junto con los abogados Alejandro Balbi y Víctor Della Valle, según trascendió en el lugar.
El operativo estuvo acompañado de varios vehículos de la Guardia Republicana tripulados por efectivos fuertemente armados así como efectivos de Interpol que trabajan a las órdenes de la Fiscalía letrada de feria que interviene en este asunto.
La primera incautación que se llevó a cabo este viernes fue en una empresa ubicada en el edificio Santos Dumont, de la avenida Gorlero entre las calles 30 y 31 de la península.
A diferencia de lo ocurrido el día anterior, en esta ocasión llegó un camión blindado de la Guardia Republicana apto para el traslado del dinero incautado en los procedimientos efectuados en la península.
En la jornada del jueves, entre Montevideo y Maldonado se incautaron unos 7,5 millones de dólares, pero se estima que el argentino podría llegar a tener hasta diez millones.
Las actuaciones del fiscal preceden a la eventual formalización del pedido de juicio contra el sindicalista por la eventual comisión de varios delitos en territorio nacional. Entre ellos, la introducción ilegal de armas y el lavado de activos de dinero provenientes de actividades ilícitas.

Años
Los US$ 7,5 millones en billetes incautados en los cofres que tenía Balcedo en Uruguay no podrán ser utilizados hasta que el caso tenga un cierre definitivo. Esto llevará varios años.
Incluso una vez concluida la investigación y el fallo judicial, el dinero puede ser reclamado por la Justicia argentina, si es que se comprueba que el delito que los generó se produjo en ese país.
Una vez liberados los fondos, lo que ocurre habitualmente es que son repartidos entre las oficinas públicas que trabajaron en el operativo. Esto pasa con el dinero en efectivo, como con los bienes que luego se rematan o reparten entre dependencias públicas.
“Queremos transmitir a la población que se va a investigar absolutamente todo. El concepto que rige para la fiscalía es impunidad cero, sin un prejuicio de antemano”, así lo explicó el fiscal Jorge Díaz a los medios de prensa el lunes en la tarde cuando visitó Maldonado.

Foto: R. Figueredo