Un adolescente que rapiñó y cometió desmanes es sometido a un tratamiento para dejar las drogas

El juez Penal de 1er Turno de San Carlos dispuso la formalización de un adolescente de 16 años de edad por la presunta comisión de tres infracciones graves a la ley penal tipificadas como dos delitos de rapiña agravadas y un delito de atentado, todos en régimen de reiteración real. Como media cautelar mientras se sustancia la causa, el muchacho estará privado de su libertad en dependencias del INAU por el plazo de 120 días. En tanto, deberá ser sometido a un programa de desintoxicación.
El pasado 23 de enero, el joven perpetró una rapiña en una casa de familia ubicada en la Avda. Rodó de la ciudad carolina. La víctima expresó conocer al adolescente y contó que en esa fecha habían quedado de reunirse para que él se internara por su problema de adicción. Pero ese día el joven cambió de idea y amenazándolo con un arma blanca le hurtó la suma de $U 4.000.
Al otro día, en horas de la noche, el mismo adolescente rapiñó un almacén ubicado en 25 de agosto y 4 de octubre mediante golpes de puño. Allí robó la suma de $ 5.000. El día 25 el muchacho fue localizado en el barrio Lavagna donde fue detenido por los efectivos actuantes. En el transcurso de esa operación, el adolescente tomó un bloque de material y se lo arrojó a uno de los investigadores y le provocó lesiones; también le dio un puntapié en la zona lumbar antes de ser reducido.