alexandrium

Las aguas del océano Atlántico, entre la Playa Brava y José Ignacio presentaban estos días un color rojizo que, de acuerdo a la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, Dinara, es provocado por un alga muy pequeña – un dinoflagelado – llamada “Alexandrium fraterculus”. El alga crece mar adentro, pero llega a la costa con el oleaje.
“Pequeños filamentos de estas algas pueden provocar en niños o personas sensibles, irritación y ardor en los ojos, sobre todo si se permanece mucho tiempo en el agua”, se informó.

En tanto, ayer trascendió que es cierto que en los últimos días hubo muchos casos, sobre todo niños o surfistas, con visión borrosa e intensa irritación y picazón. Los afectados se habían bañado en Playa Brava y en la zona de Manantiales y José Ignacio.

Estos dinoflagelados son los que aparecieron en grandes cantidades en las costas de La Paloma, Rocha, en marzo de 2015. En horas de la noche producían un fantástico espectáculo de luz azul sobre las olas. No obstante, de día el agua aparece de color rojo.

Contenido publicitario